El Clásico del Pacífico

Publicidad de Jack Vled

 

Cuenta la historia que las (proto)cervezas nacen en el valle enmarcado por los ríos Tigris y Éufrates. Algunos asociarán esta región con el nombre de Mesopotamia. Los cerveceros lo asociarán con la diosa Ninkasi. La historia también dice que la cerveza, tal como conocemos hoy en día, y una gran mayoría de los estilos que perduran hasta hoy nacen en Europa. Sin embargo, la historia poco conocida es que existe un estilo de cervezas nacido a mediados del siglo XIX en el continente americano. El estilo ha sido bautizado por la BJCP como California common aunque originalmente era conocido como steam beer. (thumbnail: porchdrinking.com)

Anchor Brewing: A mediados del siglo XIX, la fiebre del oro también desencadenó un auge en la producción de cervezas en California.

A mediados del siglo XIX, la fiebre del oro también desencadenó un auge en la producción de cervezas en California.

Así lo declara una publicación de 1901 titulada American Handy Book of the Brewing, Malting and Auxiliary Trades (Manual Estadounidense de los Oficios Cerveceros, Malteros y Afines). Los autores, Robert Wahl y Max Henius, reportan que “esta cerveza es ampliamente consumida en todo el estado de California”. Los orígenes del nombre recogen diversas teorías, pero una de las más aceptadas, y quizá mi favorita, es aquella que lo atribuye al vapor (steam en inglés) que se formaba cuando las brisas del Pacífico se encontraban con el mosto recién hervido que se ponía a enfriar en tanques abiertos sobre los techos de las cervecerías de San Francisco.

 

Lo cierto es que un detalle importante y que compone el espíritu de esta cerveza es que utiliza levadura de lager pero sus temperaturas de fermentación corresponden a una ale. No olvides que a mediados del siglo XIX no había refrigeración aún en el oeste de los Estados Unidos. Aunque según el film Volver al Futuro 3, el Dr. Emmet Brown desarrolla la primera refrigeradora del Viejo Oeste en 1,885. Pero tú no tienes que subirte al DeLorean para disfrutar del clásico sabor de una steam beer. Desde fines del 2020, las cervezas de la californiana Anchor Brewing, incluyendo la Anchor Steam Beer, están disponibles en Perú. Aquí las reseñas de las tres cervezas disponibles en Cervesia y La Cerveteca.

Clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

Empiezo con la Anchor Steam Beer, una cerveza de un color cobrizo brillante coronado de marfil. Sus aromas son de pan crujiente con suspiros de pera y notas herbales. En boca, se confirma que su tarjeta de presentación es una tajada de pan tostado con algunos pétalos de flores aportados por sus lúpulos vestidos de antaño. El amargor es pronunciado y sabe a madera. Definitivamente, se percibe como una lager pero con unos ligeros acentos de frutalidad. Su final es seco y su cuerpo acaricia el paladar con tersura. A mi parecer, le hace justicia a todo lo que había leído sobre esta cerveza. Calificación: 73/100.

Anchor Steam Beer: amargor moderadamente pronunciado y 4,9 % alc./vol.

Anchor Steam Beer: amargor moderadamente pronunciado y 4,9 % alc./vol.

Prosigo ahora con la Anchor Porter, una auténtica American porter desde su oscuro color nogal sobre el cual se erigen una generosa capa de burbujas beige. Sus aromas son de cacao y chocolate blanco pero sin esa similitud a brownie y caramelo de las porters inglesas. Los sabores hablan del café matutino acompañado de chocolate oscuro y unos puntos de cebada tostada. Su amargor es moderadamente pronunciado y en boca permanece la impresión de chocolate oscuro y cebada tostada. Un gran final seco y un balance maltoso redondean esta ejemplar cerveza. Si planeas hacer una American porter en casa, no dejes de probar la Anchor Porter. Calificación: 74/100.

Anchor Porter: amargor moderadamente pronunciado y 5,6 % alc./vol.

Anchor Porter: amargor moderadamente pronunciado y 5,6 % alc./vol.

Termino con la Liberty Ale, la American IPA original. Al menos eso nos dice la historia. Esta cerveza es lanzada al mercado en 1975 (está a punto de cumplir 46 años) y su nombre es en alusión al bicentenario de la cabalgata de John Revere desde Boston hasta Lexington, ambas ciudades en Massachusetts. Casi 15 meses después, los Estados Unidos declararían su independencia de Gran Bretaña. Pero como esto no es un blog de historia universal y sí una de cervezas, debo contarte que hacía tiempo que no veía una American IPA tan brillante como ésta. Tal vez sea por la creciente popularidad de la hazy IPAs de producción local o por la inadecuada costumbre de algunas microcervecerías locales de envasar sedimento en exceso. La primera agradable sorpresa la ocasionan sus aromas de madera con algunos aires de pan crujiente. Continúan luego las notas toronja acompañadas por unos detalles de pera. En boca, la Liberty Ale de Anchor Brewing es todavía más generosa en cuanto a su personalidad amaderada y no hay manera que a este carpintero no le encante este sabor. También se hacen presentes unas ligeras sensaciones de toronja, corteza de pan y resina. Pero lo mejor es su inmejorable final seco y su regusto de madera y toronja. Advertencia: ésta no es una American IPA contemporánea en absoluto, pero qué buena que es. Calificación: 75/100.

Liberty Ale: amargor pronunciado y 5,9 % alc./vol.

Liberty Ale: amargor pronunciado y 5,9 % alc./vol.

Como ya había escrito anteriormente, a pesar de los difíciles tiempos que estamos viviendo, nuevas cervezas siguen llegando a nuestro país. Lo importante es que el público siga aprendiendo a reconocer cervezas que representen de gran manera los estilos que consignan en sus etiquetas. Por otra parte, debo concluir diciendo que me sentiré sumamente complacido si Cervesia, importadores de las cervezas de Anchor Brewing, logra incorporar este año a su portafolio la Old Foghorn (American barleywine) y Our Special Ale (winter seasonal beer), ambas de Anchor Brewing. ¿Alguien dijo Old Potrero? Soñar no cuesta nada.

¡Salud!

Leave a Reply