Tomando Temperatura

Banner Mi Tercer Lugar

 

Siempre fui un fanático de la serie cómica estadounidense Two and A Half Men; creo que ya lo he dicho antes. Allá por el año 2007, en el episodio 100, Charlie visita a Rose en Londres y ella le comenta que en la capital de Inglaterra la cerveza se bebe tibia. Ante esto, Charlie replica, pero uno igual se puede emborrachar, ¿verdad? Debo decir que me causó curiosidad aquello de que la cerveza se tome ‘tibia’ en el Reino Unido. Estoy hablando de un episodio emitido hace más de 10 años, cuando no tenía ni la más remota sospecha de que me convertiría en un Anfitrión de Cervezas. Como tal, hay dos aspectos del servicio que, considero, son esenciales para el buen disfrute de la cerveza: la adecuada cristalería (un tema que TomandoAltura.com ya ha cubierto en un artículo previo) y la correcta temperatura. Ya es hora de centrar la atención en esto último.

temperaturas de servicio de cerveza: El mercado está saturado de cervezas que sólo se pueden beber con los sentidos adormecidos por el frío.

El mercado está saturado de cervezas que sólo se pueden beber con los sentidos adormecidos por el frío.

Primero, permítanme aclarar un detalle respecto a la exagerada manera en que Rose, uno de los personajes de mi serie favorita, describe la temperatura de la cerveza en los pubs londinenses. Lo que sucede es que Charlie Harper, el personaje central, es un frecuente consumidor de Corona, cerveza que se consume a una temperatura extremadamente fría, por lo que la temperatura inglesa de servicio se percibe como ‘tibia’ en comparación cuando, en realidad, no lo es. Segundo, considero pertinente y oportuno escribir este nueva entrada del blog en esta fría época del año porque existe la errónea idea de que todas las cervezas se deben beber heladas. Nada más alejado de la realidad.

 

Ahora sí, empecemos hablando de los conceptos básicos detrás de las temperaturas correctas o adecuadas del servicio de cerveza. Como ya se ha señalado antes, las temperaturas exageradamente frías sólo ayudan a una cosa: esconder aromas y sabores no deseados. El aroma, que a la vez es factor importante del sabor, llega a nuestra nariz gracias a moléculas volátiles suspendidas en el aire liberadas por los alimentos sólidos y líquidos. Un muy bajo porcentaje de estos volátiles se liberan a temperaturas muy frías o cercanas al punto de congelamiento. ¿Logras percibir el olor de una pizza congelada? ¿Recuerdas lo bien que huele la comida que se prepara en casa al calor de la hornilla? ¿Sientes como empiezan a salir los aromas del microondas cuando la comida comienza a coger temperatura? Las lagers industriales de consumo masivo y las llamadas cervezas light tienen la función sólo de refrescar y nunca de exaltar nuestros sentidos, así que lo usual es beberlas ‘al polo’. Eso sí, lo mejor para beber una cerveza así de fría es consumirla directamente de la botella. Eso de servir cerveza en vasos helados sacados de la nevera no es nada higiénico.

Clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

Empecemos ahora sí con las temperaturas de las cervezas que nos interesan, teniendo en cuenta que los estilos que se mencionen primero irán a la temperatura más baja dentro del rango y los estilos que se vayan mencionando a continuación se servirán a la temperatura más alta dentro del mismo rango. Asimismo, tener en cuenta que las temperaturas indicadas corresponden a las botellas.

De 3°C a 7°C:  muchos dirán que la temperatura inicial es 4°C, pero la temperatura inicial recomendada por la Brewers Association es 38°F y eso equivale a 3.33°C, no a 4°C. Aquí están las cervezas refrescantes y/o efervescentes como las de estilo Pale Lager, Pilsner, Kölsch, Blonde Ale, Weißbier, American Wheat, Belgian Pale Ale y Witbier. Siendo estos dos últimos estilos de origen belga, lo recomendable es entre 5°C y 6°C. Retirar la cerveza del refrigerador y servirla en un vaso limpio sin refrigerar nos ayudará a lograr la temperatura adecuada pues el servicio en cristalería subirá la temperatura de la cerveza en al menos 1°C.

temperaturas de servicio de cerveza: Las Kriek se sirven en el rango de 3°C – 7°C.

Las Kriek se sirven en el rango de 3°C – 7°C.

De 7°C a 9°C: aquí tenemos ya a las cervezas que nos deben brindar una sensación fresca y que además deben entregarnos esos ansiados aromas de malta. Tenemos aquí los estilos American Pale Ale, Amber and Red Ale, Amber Lager, California Common, Bock, Dopplebock, Brown Ale, Maibock, Märzen, Oktoberfest, Sour Ale, IPA y Double IPA. Los dos últimos estilos, nuevamente, corresponden a las temperaturas más altas de este rango. Se recomienda retirar la cerveza de la refrigeradora 15 minutos antes de abrirla.

temperaturas de servicio de cerveza: Las notas maltosas de una Doppelbock se afectarían con una temperatura de servicio muy baja.

Las notas maltosas de una Doppelbock se afectarían con una temperatura de servicio muy baja.

De 9°C a 11°C: en este rango de temperatura se encuentran la mayoría de estilos belgas (Belgian Strong Golden Ale, Tripel, Dubbel, Winter Seasonal Beer) y los estilos Stout y Porter en sus versiones básicas. Nótese que el color y la carga alcohólica van subiendo de intensidad al mismo tiempo que la temperatura de servicio va subiendo. Estas cervezas merecen que ustedes tengan la paciencia necesaria para sacarlas del refrigerador media hora antes de servirla.

temperaturas de servicio de cerveza: A pesar del calor de nuestro diciembre, no se aconseja tomar una cerveza de navidad muy fría.

A pesar del calor de nuestro diciembre, no se aconseja tomar una cerveza de navidad muy fría.

De 11°C a 13°C: y llegamos a la tan famosa ‘temperatura de cava’ o temperatura ambiente en algunas zonas del globo dependiendo de la estación y la latitud geográfica. En este rango de temperatura serviremos las  cervezas de estilo British Bitter (las del ya mencionado pub inglés), Barley Wine, Imperial Stout y Belgian Dark Strong Ale. Aquí se recomienda realizar todo el ritual: retirar la botella del frío 45 minutos antes de destaparla, ir en busca de la cristalería adecuada, revisar que ésta se encuentre escrupulosamente limpia, darle un último enjuague para asegurarnos, disponer adecuadamente el espacio donde se va a beber, ir en busca de la persona que nos acompañará en el placer de beber la cerveza (de preferencia ya debe estar en casa), destapar la botella, servir, contemplar, sujetar la copa con ambas manos abrigando la cerveza y comenzar ahora sí el disfrute.

temperaturas de servicio de cerveza: Se recomienda servir las cervezas de guarda a temperatura de cava.

Se recomienda servir las cervezas de guarda a temperatura de cava.

No olviden utilizar esta información como una referencia adaptable a cualquier momento. El gozo de beber una buena cerveza no debe causar preocupaciones ni esfuerzos. Nadie está pidiendo la adquisición de un termómetro. Pero de lo que sí estoy seguro es que alguien que invierte tiempo y dinero en conseguir una botella especial o de colección, sea porque se movilizó hasta una tienda especializada como La Cerveteca o se dio el tiempo para explorar una tienda virtual como La Barra de Grau, sí se dará el tiempo y tendrá la paciencia para darle a esa botella el respeto que se merece.

¡Salud!

Leave a Reply