Magdalena: Placer, Pasión y Pecado

Cerveza Hops (publicidad)

Todavía recuerdo aquel día en que una buena amiga me preguntó si estaba interesado en cubrir el primer festival de cervezas artesanales en Barranco. Desde luego, lo primero que hice fue evitarle la molestia de preguntarme dos veces. He tenido el privilegio de degustar tantas cervezas desde aquel diciembre de 2014 que me parece que hubieran pasado mucho más que  solo dieciocho meses. No se trataba de mi primer festival, pero si era mi primer gran festival de cerveza con grandes microcervecerías. Ya conocía a Barbarian y Sierra Andina, pero fue la primera oportunidad en la que degusté cervezas de Hops, Barranco Beer Company, Nuevo Mundo y la muy joven Cervecería del Valle Sagrado. Sin embargo, debido al tumulto de gente esperando degustar sus cervezas, no llegué a probar ninguna de las cervezas de Magdalena. Los reportes posteriores hablaron de la grata sorpresa que había sido Del Valle y de la calidad de las cervezas de Magdalena. Pasé un tiempo lamentando no poder asentir o refutar lo segundo.

Fue un pecado involuntario haber privado a mi paladar de aquella experiencia. Mi penitencia duró un corto tiempo hasta que probé mi primera Magdalena (Muertecita) en Mi Tercer Lugar, pero la verdadera absolución llegó con Mistura 2015. Fue ahí que conocí al dúo responsable de esas cuatro cervezas (La Pálida, IRA, Porter y Brown, aparentemente sus primeras cuatro) etiquetadas con la imagen de una tetraocular virgen cargando a un niño que sostiene un jarro rebosante de cerveza. Pasé algunas horas con Oscar Okuma y Luciano Mazzetti, socios y amigos desde el colegio, hablando de sus inicios a fines del 2013, de sus cervezas, el diseño de sus etiquetas y hasta de la definición de ‘bebestibilidad’. Probé sus dos nuevas cervezas, Tres Tigres y Mala Suerte, e incluso conocí la flamante etiqueta de la Tres Tigres. Pero no es realmente suficiente lo que yo logro escribir sobre aromas y sabores en medio del bullicio, las luces y la multitud. Me hacía falta una degustación formal, calmada y tranquila de la línea de cervezas Magdalena. Finalmente, llegó la oportunidad para probarlas todas. Del pecado por omisión paso al pecado por alevosa comisión. Ocho cervezas. Seis reseñas en esta nota.

Siete de las ocho cervezas que componen la presente línea de cervezas Magdalena.

Siete de las ocho cervezas que componen la presente línea de cervezas Magdalena.

Como es costumbre, doy inicio a mi degustación con la cerveza de menor contenido alcohólico. La Tres Tigres es una american wheat ale (cerveza de trigo al estilo estadounidense) elaborada con piel de naranja, romero y semillas de culantro. En mi vaso weizen, luce un calor amarillo pálido muy translúcido. Sus aromas son tenues, pero permiten sentir notas de mandarina sobre un ligero toque de almíbar de maíz. El ingreso es fresco con el añadido de sabores de cereales y una muy ligera acidez. Las notas especiadas y florales son muy tenues y delicadas. El final seco y su cuerpo ligero-medio la convierten en una cerveza muy refrescante. No se debe confundir esta cerveza con una witbier (cerveza de trigo al estilo belga) solo por sus ingredientes. Una witbier conlleva un poco más de aroma y sabor a especias. Debo mantener entonces que la Tres Tigres es una buena y perfumada american wheat ale para maridar con pescados y mariscos. Evaluación: 4/5.

Alcohol por Volumen: 5,3 % | Color: 4 SRM aprox. | Amargor: 21 IBU

Alcohol por Volumen: 5,3 % | Color: 4 SRM aprox. | Amargor: 21 IBU

Degustar la línea completa de Magdalena me ha llevado a darle valor a los diversos registros que manejan. No son muchas las microcervecerías que deciden elaborar cervezas de diversos orígenes (belgas, estadounidenses, inglesas o alemanas) y Magdalena cuenta con dos cervezas de estilo inglés en su línea. Una de ellas es la english brown ale etiquetada simplemente como Brown. Con un color cobrizo muy intenso, esta Brown tiene unos ricos aromas a pan integral, granos tostados, frutos secos y melazas, además de delicados lúpulos florales. La complejidad de su sabor me hace pensar en un caffè latte, pero con un cuerpo y ligera acidez que me trae a la mente un café latinoamericano extraído en Chemex. Las notas de café vuelven a resaltar en el retrogusto. La excelente carbonatación de la cerveza complementa muy bien los sabores tostados y el bajo amargor. Es la burbujeante sensación la que nos lleva a pensar que la Brown de Magdalena quedará muy bien acompañando unos buenos chorizos parrilleros. Evaluación: 5/5.

Alcohol por Volumen: 6,1 % | Color: 19 SRM | Amargor: 19 IBU.

Alcohol por Volumen: 6,1 % | Color: 19 SRM | Amargor: 19 IBU.

Ahora sí es el momento de ascender en la escala de intensidad, lo que en el mundo de las cervezas implica, además del grado alcohólico y el nivel de amargor, algo tan sencillo como los intensos aromas de los lúpulos estadounidenses. La tercera cerveza entonces es La Pálida, una american pale ale de color ámbar y un bouquet de lúpulos cítricos y pináceos complementado por los aromas de la malta. De ingreso refrescante y tenue acidez, La Pálida es una cerveza de un amargor medio persistente que provoca maridar con alguna pizza salpicada de carne, pollo y salami. Evaluación: 4/5.

Tienda de Cervezas Artesanales
Alcohol por Volumen: 6,1 % | Color: 8 SRM | Amargor: 20 IBU.

Alcohol por Volumen: 6,1 % | Color: 8 SRM | Amargor: 20 IBU.

Una mayor cantidad de lúpulos llega a mi paladar con la IRA, una red IPA, también conocida como india red ale. El color ámbar también se ha vuelto más intenso y está a punto de convertirse en cobrizo, pero sin perder demasiado la translucidez. Mi cuarta Magdalena resalta los aromas de la malta caramelo y notas candy syrup. Al juntarse estos aromas con los toques de mango y pino provenientes del blend de lúpulos, lo que resulta es una moderada fragancia a compota de higos que invita a tomar un gran sorbo. La intensidad del amargor en boca es equilibrada prontamente por un ligero dulzor, terminando con la sensación de un envolvente cuerpo medio que se llevaría muy bien con un adobo arequipeño, creo yo. Evaluación: 4/5.

Alcohol por Volumen: 6,3 % | Color:12 SRM | Amargor: 41 IBU.

Alcohol por Volumen: 6,3 % | Color:12 SRM | Amargor: 41 IBU.

La penúltima cerveza pertenece al estilo double india pale ale (double IPA DIPA) también conocido como imperial india pale ale (imperial IPA). Bautizada como Muertecita, esta cerveza de color ámbar se expresa muy bien con sus aromas de mango, pino y ligeros toques herbáceos (de grass o hierba, no de hierbas). La intensidad alcohólica es imperceptible en nariz. El amargor es muy intenso a pesar de una delicada y fresca acidez final y un muy ligero toque de dulzor en el regusto. Dulzor que seguramente resulta de los azúcares residuales que le otorgan a la Muertecita un buen cuerpo. Definitivamente maridable con algo picante. Buena reivindicación. Evaluación: 4/5.

Alcohol por Volumen: 8,6 % | Color:9 SRM | Amargor: 80 IBU.

Alcohol por Volumen: 8,6 % | Color:9 SRM | Amargor: 80 IBU.

Hasta que llega el momento de la última cerveza de esta nota. Esta cerveza es la Mala Suerte y es una imperial black india pale ale. Aunque el color de esta black IPA es un marrón oscuro en realidad, la visión hacia el otro lado del vaso se mantiene intacta. La cabeza de espuma color beige causa mayor provocación en mis sentidos. Los aromas de cereales tostados y pan integral se acompañan esta vez de ligeros toques de avena. El sabor de intenso caffè macchiato y el marcado amargor entregan un prolongado final seco con un muy tenue  y corto dulzor, nuevamente acompañado de un gran cuerpo. El maridaje sugerido esta vez es una hamburguesa con algún queso intenso como el blue cheese. Evaluación: 5/5.

Alcohol por Volumen: 9 % | Color: 30 SRM | Amargor: 90 IBU.

Alcohol por Volumen: 9 % | Color: 30 SRM | Amargor: 90 IBU.

Con la elaboración en el verano 2016 de su Pistolera, una lager en la que se ha empleado solo una sola variedad de lúpulo conocida como cascade, Magdalena añadió una octava cerveza a su línea (la número ocho es la brown porter, otro estilo inglés, etiquetada sencillamente como Porter). Es relevante mencionar que Oscar y Luciano no están por el momento muy involucrados en la elaboración de micro-lotes o ediciones especiales de cerveza. Todos sus nuevos estilos han terminado siendo parte de su línea regular. Haber empezado con una capacidad mensual de 1000 litros y contar en la actualidad con una capacidad de 4000 litros mensuales no es nada sencillo en un tiempo relativamente corto. Tengo ya grandes expectativas de lo que ofrecerá Magdalena en el ya casi confirmado y muy cercano Winter Brewfest. Que venga la novena cerveza. Ale o lager. Estilo estadounidense, alemán o inglés. ¿Belga? ¿Por qué no? Seguro que tendré la oportunidad de reseñarla para ustedes. Después de todo, lo mejor de una botella de cerveza es destaparla.

¡Salud!

Animación Lúpulo Draft Bar (Patrocinador)

Leave a Reply