Cócteles de Calendario

Cerveza Hops (publicidad)

Debe haber siempre sido algo muy atractivo ver a una mujer llenar tu vaso, cáliz o copa con ese líquido embriagante e intoxicante, casi tanto como la amplia belleza de las doncellas a cargo de la taberna o posada local. El sexo femenino tuvo siempre la noble misión de satisfacer el hambre y la sed de los hombres. Hasta que los políticos lo arruinaron todo y prohibieron que las mujeres trabajaran detrás de las barras. Pero la historia a veces se corrige a sí misma y hoy podemos tener a bellas barmaids mezclando deliciosos y potentes néctares que luego llevaremos a nuestros labios con algún suspiro. La coctelería está siendo tomada por las delicadas manos femeninas alrededor del mundo y eso es motivo de celebración.Nueva York tiene grandes mujeres del bar como Julie Reiner del Clover Club y Audrey Saunders del Pegu Club, mientras que Inglaterra encontró la propia en la hipnotizante Charlotte Voisey, hoy brand ambassador de William Grant & Sons y anfitriona de The Proper Pour y Noruega cuenta con Monica Berg, quien viene macerando un nuevo proyecto en Londres con Alex Kratena y Simone Caporale. Perú, por su parte, no ha querido quedarse atrás y ha visto la aparición de hermosas cantineras como Raiza Carrera, hoy en Argentina junto a Fede Cuco en el Verne Club; Karen Álvarez de El Boticario en Trujillo y gran finalista de World Class Perú 2016; Susana Solano de El Salar en el Westin Hotel; Tatiana Flores de MadBar en el Business Tower Hotel y Thalía Talavera de Síbaris, el reconocido restaurante barranquino.

Pin-Up Cocktails: Me Pico Pero No Tanto, una de las joyas de la noche.

Me Pico Pero No Tanto, una de las joyas de la noche.

Es con Thalía, Tatiana y Susana que Panuts, la prestigiosa firma importadora de vinos, espirituosos y cervezas, decide redondear la idea de un evento de coctelería donde la mujer sea la protagonista detrás de la barra. “La idea se nos ocurrió a las tres cuando nos conocimos a propósito de una nota para un diario por el Día de la Mujer”, cuenta Susana Solano sobre el nacimiento del evento. Juntando sus talentos, las tres barmaids diseñaron seis cócteles para la ocasión empleando como base pisco Tres Generaciones, ron Plantation y gin Citadelle. El resultado tuvo mucho que aplaudir y mucho más que disfrutar.

Pin-Up Cocktails: Burbujeante y amigable Punch 1955.

Burbujeante y amigable Punch 1955.

“La carta la diseñamos entre todas”, reafirma Tatiana Flores mientras me regala un delicioso highball bautizado Punch 1955 (pisco torontel Tres Generaciones, zumo de carambola, zumo de limón criollo, sirope de canela, Fernet Branca y cerveza Drop Dead Blonde de Point). “Le pusimos el nombre en honor al año en que se aprobó la ley que permitió a las mujeres votar por primera vez en el Perú”, detalla Tatiana sin dejar la sonrisa en ningún momento ni perder la concentración al preparar un Me Pico Pero No Tanto (pisco italia Tres Generaciones, ají limo, culantro y kión). Disfruto entonces el carácter ligero del Punch 1955 con la efervescencia aportada por la american blonde ale. Pero también aplaudo el carácter frutal del sabor y aroma con el toque de canela otorgándole una capa de profundidad a la bebida y la nota mentolada del Fernet apareciendo en el regusto. Me tomaría otro si no fuera porque todavía quedan otros cócteles que probar.

Tienda de Cervezas Artesanales
Pin-Up Cocktails: Moulin Rouge, mi tipo de bebida.

Moulin Rouge, mi tipo de bebida.

Uno de ellos es el Moulin Rouge (gin Citadelle, Aperol, Cynar, zumo de toronja blanca y agua mineral Ferrarelle), un aperitivo refrescado y servido en las rocas con un cuerpo espectacular. El garnish de menta y piel de toronja le da una frescura a la experiencia sensorial de esta bebida. El nombre es muy apropiado para un evento como este, con una nota retro en los atuendos de las tres anfitrionas de la barra y una generosa dosis de femineidad y sensualidad que casi me transportan a una noche de teatro burlesque en medio de la vida nocturna. A tan poco de haberse celebrado la Semana del Negroni en muchos bares del mundo, este spin-off resulta realmente delicioso.

Pin-Up Cocktails: Pleased to meet you, Mr. Darkness.

Pleased to meet you, Mr. Darkness.

Consigo algunas palabras con Thalía Talavera, quien mientras le sonríe al asedio de la cámaras fotográficas manifiesta que Pin-Up Cocktails tiene el propósito “de dejar de lado ciertos estereotipos que todavía existen en cuanto a la presencia de la mujer detrás de la barra”. Lo mejor de todo es que me deja la promesa de que Pin-Up Cocktails se repetirá muy pronto. Yo por mi parte me quedo ahora disfrutando de un Mr. Darkness, un cóctel hecho con ron Plantation Original Dark, vermouth rosso Cinzano, Aperol, Frangelico y cacao. Cacao que también cubre casi la mitad del borde de la copa y que le aporta una textura adicional a cada iluminado sorbo. El cuerpo aterciopelado de la elegante  libación y los taninos del cacao además del amargor propio de los elementos herbales del vermouth y el Aperol le dan una gran complejidad a este genial Mr. Darkness. El ligero dulzor equilibrante proviene en su mayoría del ron Plantation y eso se merece más de un suspiro.

Pin-Up Cocktails: Pin-up barmaids en acción: (de arriba a abajo) Thalía Talavera, Tatiana Flores y Susana Solano.

Pin-up barmaids en acción: (de arriba a abajo) Thalía Talavera, Tatiana Flores y Susana Solano.

La noche ha sido todo un éxito. Pin-Up Cocktails ha tenido una gran y merecida acogida. El trabajo, la creatividad, el talento y el encanto de Susana Solano, Tatiana Flores y Thalía Talavera dejan el testimonio sensorial de que la coctelería local tiene todo lo que necesita para ser catalogada como una de las más sobresalientes de esta parte del continente si sigue creciendo como lo viene haciendo. Sobretodo, ahora que elempowerment de las mujeres detrás de las barras se consolida como una realidad.

¡Salud por eso!

Leave a Reply