November BrewFest: Festival de Cervezas Artesanales

Cerveza Hops (publicidad)

 

Cuando alguien dijo que las cervezas realmente representan un mundo de sabores, variedades, colores  y perfiles, ese alguien no estaba exagerando. Yo por mi parte diré, parafraseando a Ciro Alegría, que el mundo de las cervezas es ancho y ajeno. Ancho por su vasta amplitud y ajeno porque no pertenezco a la creciente comunidad de productores cerveceros.

 

Este crecimiento en el número de microcervecerías existentes en el territorio peruano, pero principalmente limeño, viene originando la realización de eventos que buscan congregar a productores y consumidores de las llamadas cervezas artesanales.

Así fue que entre mis múltiples actividades, encontré algo de tiempo y me alisté para asistir el último domingo al día final del November Brewfest, evento que ofrecía la participación de once distintas microcervecerías provenientes de distintas zonas del Perú. Cogí entonces mi cámara, olvidé mi libreta de apuntes y partí raudo a la Avenida Rosa Toro, la zona más cevichera del distrito de San Borja.

Banner oficial del evento anunciando más de una decena de participantes.

Banner oficial del evento anunciando más de una decena de participantes.

Lo primero que diré sobre este evento es que el número de asistentes era bueno si se toma en cuenta la pequeña capacidad del local elegido. La ventaja de esto es que había suficiente espacio para desplazarse sin las incomodidades de eventos mucho más masivos. Sin embargo, espero sinceramente que cuando este evento se repita, se consiga una mejor y más amplia locación. Parking, please.

El primer expositor estaba bastante ocupado, así que continué a dialogar con el segundo. Saludé  y conocí entonces al ayacuchano Jaime de la Cruz e inmediatamente me ofreció su cerveza macerada con hojas de coca. Aunque realmente me resulta muy difícil degustar y apreciar una bebida alcohólica que no esté servida en una copa o vaso adecuado, puedo decir que el aroma y ligero gusto de mate de coca estaba presente. Una cerveza de ligera y decente turbidez con 5% ABV pero cuya corona de espuma no se pudo apreciar debido a lo reducido del vaso. Jaime nos comentó que viene elaborando sus cervezas en un local ubicado en el Damero de Pizarro y que cuenta con la asesoría de un universitario de la facultad de ingeniería industrial de una universidad limeña. Además de la variedad ya mencionada, Cervecería De La Cruz también elabora una red ale con tres tipos de lúpulo (5 % ABV), una cerveza con café de Jaén (5 % ABV) y una cerveza de trigo (6 % ABV).
November BrewFest: Orgulloso Jaime de la Cruz con su Cerveza con Hojas de Coca.

Orgulloso Jaime de la Cruz con su Cerveza con Hojas de Coca.

A continuación retorné al expositor ubicado cerca al ingreso y entablé una pequeña conversación con Jaime Reátegui, distribuidor para Lima de las cervezas Sierra Andina, la marca preferida en Huaraz por aquellos que desean beber algo distinto a las chelas de consumo masivo. Le pregunto a Jaime qué debe hacerse para mantenerse en el mercado, algo que Sierra Andina hace desde setiembre de 2011 y me responde que lo primordial es la estandarización. Aunque admite que los procesos de este mercado emergente no incluyen aún pruebas de laboratorio que certifiquen la consistencia del producto lote tras lote, señala que hay que ceñirse a una receta básica y probarla y consolidarla antes de lanzarla al mercado (aquí las degustaciones en manos de los expertos son primordiales). Añade que uno puede agregar algunos ingredientes a la receta para encontrar nuevos sabores, pero no variarla demasiado. Los cerveceros de Sierra Andina nos hablaron de su Inti Golden Ale (5 % ABV), Alpamayo Amber Ale (5,8 % ABV), Huaracina Pale Ale (6,5 % ABV) y Ginger Pale Ale (6,5 % ABV). Esta última nos llamó la atención y no debe confundirse con una ginger beer. Mientras que una ginger beer es producidad sólo a partir de jengibre, la Ginger Pale Ale de Sierra Andina añade jengibre a la última etapa de maceración o mashing. También tuvimos la ocasión de ver dos de sus nuevas cervezas aún no disponibles en Lima: Shaman IPA (8 % ABV) y Pachacútec (¡9 % ABV!). Una bien helada, por favor.

November BrewFest: De izq. a der.: Shaman IPA, Pachacútec Imperial Ale, Inti Golden Ale, Alpamayo Amber Ale, Ginger Pale Ale y Huaracina Pale Ale.

De izq. a der.: Shaman IPA, Pachacútec Imperial Ale, Inti Golden Ale, Alpamayo Amber Ale, Ginger Pale Ale y Huaracina Pale Ale.

Tienda de Cervezas Artesanales

Hacia mi mano derecha escucho voces en inglés, pero tengo que saltarme este expositor también para no interrumpir sus buenas relaciones con sus visitantes. Es el turno entonces de la ciudad de Huancayo, representada por la Embotelladora Tankish. Aquí nos atienden Mauro Untiveros y Ataúlfo Carrasco, quienes me invitan a probar su Andina (etiquetada como ‘bebida de malta’), elaborada a partir de la fermentación de una mezcla de cebada y maíz amarillo durante quince días. Debe ser por esto, pienso yo, que percibo un retrogusto dulcete. Luego está la Cerveza Tankish, elaborada en base a la misma fórmula pero con una fermentación de veinte días. Finalmente, degusté su Negra Celosa y la bandida demostró tener mucha chispa. Es una cerveza de muy buena carbonatación que produce una burbujeante sensación al ingresar a la boca.

November BrewFest: Ataúlfo Carrasco y su persuasión para amarrarme con una Negra Celosa.

Ataúlfo Carrasco y su persuasión para amarrarme con una Negra Celosa.

Regreso al familiar sonido de las vocales anglosajonas y entrevisto a Tracy Teach, oriundo de Michigan y productor de la cerveza Teach. Él me ofrece una Belgian Blond, una cerveza que pasa muy suave a pesar de sus 6,1 % ABV, pero que tiene la personalidad de un buen lúpulo y el aroma frutal característico de las cervezas de estilo belga. También logré percibir sabores y aromas herbales (¿culantro?) y un elegante dulzor. También nos habla de su American Amber Ale (6,1 % ABV), Old Friend’s Ale (6,5 % ABV) y IPA (6,8 % ABV). Con amplia experiencia sirviendo cervezas y cócteles detrás de las barras, Tracy habla de su producto con gran entusiasmo. Nuestra conversación se pone un poco más seria cuando le pido su opinión sobre el mercado de craft beers en Perú, pero especialmente en Lima. Ahí Tracy nos muestra todas sus habilidades diplomáticas cuando nos comenta que él tiene algo bueno que decir sobre cada una de las cervezas artesanales que él ha probado. Agrega además que la escena microcervecera en Perú aún está en pañales (“in its infancy”), pero que le encanta y la ve con muy buenos ojos. “La gente regresa a Lima de sus viajes a Norteamérica o Europa y quiere encontrar los sabores y el cuerpo de las cervezas que han probado afuera”, continúa Tracy muy asertivamente. Le confieso mi temor de que las cervezas artesanales sean sólo una oportunidad para algunos de aprovechar la moda o tendencia y le pregunto cuáles son las claves para mantenerse en el mercado. Rápidamente me responde lo que estoy seguro tiene entre ceja y ceja: “pasión, motivación y dedicación”. Un tanto menos diplomático, yo le pido que me diga cuáles son las craft beers que más le han gustado y él me driblea respondiendo que lo que más le gusta es la gente cervecera del Perú. “Las mejores personas que conozco son cerveceros”, sentencia. Aún así, consigo que me dé algunos nombres. Yo escribo rápidamente Maddock, Barbarian, Nuevo Mundo y Cumbres en Evernote. (¿Por qué no traje una libreta?) Lo último que escribo de él es “hay que trazarse metas altas” y que es el único expositor que trajo una máquina para servir una de sus cervezas.

November BrewFest: El desbordante entusiasmo con el que Tracy Teach habla de sus cervezas.

El desbordante entusiasmo con el que Tracy Teach habla de sus cervezas.

Ahora prosigo al stand de Amarus, una cervecería que aún no ha ingresado al mercado pero que se prepara para hacerlo muy pronto. Dialogo con Jonathan Gastulo, quien entra a la actividad cervecera con un buen background en cocina. Me cuenta que él y sus socios Jorge Tello y Miguel Oré escogieron el nombre inspirados en la palabra latina que define los sabores amargos como el lúpulo y el vocablo quechua que nombra a las serpientes. Su producción acaba de salir (“el último viernes”) y sus cervezas son auténticas cervezas de garaje. Quizás el perfil gastronómico de Gastulo es el que los ha llevado a crear cervezas tan interesantes como la Ruphay Golden Ale (4,5 % ABV) con tomillo, romero y piel de naranja; la Yawar Amber Ale (5,5 % ABV) aromatizada con media docena de pimientas: blanca, negra, rosada, verde, chapa y molle; la Cacao Porter (6,5 % ABV) con cacao de Villa Rica y miel de abeja y la Amarus Stout (7 % ABV) con café, avena y miel de caña. Esperaré a diciembre para degustar estas propuestas ya que fui invitado al siguiente evento de cervezas artesanales a llevarse a cabo en Barranco. Habemus planes.

November BrewFest: Jonathan Gastulo (der.) y Carlos Velásquez nos presentan su propuesta cervecera con una gran pasión.

Jonathan Gastulo (der.) y Carlos Velásquez nos presentan su propuesta cervecera con una gran pasión.

Luego me dirijo a… esperen un momento… ¿ya no hay más expositores? ¿y las once microcervecerías anunciadas? He de esperar que se les haya acabado la producción destinada al evento durante los dos primeros días de exhibición y degustación de este November BrewFest. De no ser así, habrá que ser mucho más exigentes con la organización del próximo festival de cervezas artesanales. Por mi parte yo regreso al stand de Teach para llevarme a casa una Limited Edition IPA y espero de todo corazón y paladar que el movimiento de cervezas artesanales siga tomando altura.

¡Salud!

Leave a Reply