Una Nación Llena de Cerveza

Banner Mi Tercer Lugar

 

Mi aventura europea le ha dado resinas nuevas a mis anteojos. A través de ellas he visto al berlinés promedio sorber su cerveza sin perder el ritmo de su andar, a una robusta mujer limeña apostarle un jonca de cervezas a su cariñosa interlocutora, a los jóvenes bebiendo de vasos y copas rebosantes de espumosos tónicos dorados, ambarinos, cobrizos bajo las parasoladas terrazas de las brasseries parisinas, a obreros limeños sentados en la vereda compartiendo todos de la solitaria undécima botella verde un martes a las diez de la mañana, a hombres y mujeres bebiendo litros de cristalinas lagers en los bares del centro de Lublin. Tras estas nuevas resinas, mis ojos logran ver las siluetas que cruzan la Plaza San Martín pasadas las seis de la tarde y abordan el asfaltado tramo del jirón buscando dónde celebrar el fin de la semana laboral. Su búsqueda termina en un nuevo lugar junto a un rincón. Siguiendo sus pasos, atravieso la calle sin zebra, esquivo los autos, cruzo el umbral, me adapto a la luz. Me encuentro en Nación Cervecera.

Colorido flight de cervezas en Nación Cervecera.

Colorido flight de cervezas en Nación Cervecera.

Resulta casi imposible encontrar en la actualidad un bar de cervezas sin un extenso mural y Nación Cervecera no es la excepción. No es que los murales me molesten. Para nada. Al menos aquí el mural luce más fresco y menos graffiti. Para tratar de sostener el nombre del local, entonces, a mi izquierda se encuentran los próceres de la independencia sosteniendo grandes jarros llenos de cerveza y sobre la larga banca de mullido respaldar rojo como uno de los colores de nuestra bandera descansan algunos cojines bordados con el escudo patrio. A la derecha, tal vez el lado que más me llama la atención, 24 caños de cerveza artesanal peruana. La decoración busca ser acogedora y creo que lo consigue en una zona donde muchos de estos detalles son dejados de lado.

 

Pero permíteme concentrarme en lo nuestro. La noche de mi visita, encontré pinchadas cervezas de 7 Vidas, Almirante, Antígona, Barbarian, Brutus, Cumbres, Curaka, Del Valle, Dörcher, Invictus, Magdalena, Nuevo Mundo y Pukllay. Salvo la sorpresa de volver a ver barriles de Invictus conectados en un bar del Cercado de Lima, la mayor parte de las cervezas me son ya conocidas. Un poco más allá, todavía sobre mi mano derecha, se encuentran las cervezas en botella, donde nuevamente sobresale el tamaño de las nuevas botellas de Barbarian. Esto me hace pensar ahora si algunas botellas más altas son capaces de reducir el número de niveles verticales para almacenar cerveza en una exhibidora también vertical. Acompañando las espigadas botellas, están también 7 Vidas, Ágora, Brutus, Cumbres, Dörcher, Magdalena y Sierra Andina.

nación cervecera: Aguaymanto Shake IPA de Barbarian.

Aguaymanto Shake IPA de Barbarian.

En total, 14 cervecerías distintas se hacen presentes en Nación Cervecera, así que entre tantas opciones muchas veces lo mejor es pedir algo que Lima insiste en llamar ‘tasters’ y que yo, con el lejano apoyo de Chelawasi desde Arequipa, me empecino en llamar‘flights’: cinco pequeños vasos de distintas cervezas para quienes no se animan a elegir una primera cerveza entre tantos estilos y nombres (algunos subidos de tono como la Doble Penetración de Pukllay). Como ya dije, conozco casi todas las cervezas pinchadas durante mi visita, así que para probar algo nuevo elijo una milkshake IPA de Barbarian llamada Aguaymanto Shake. Si recuerdas, las primeras milkshake IPAs que se lanzaron en Lima estuvieron presentes en diciembre pasado durante el Craft Beer Fest.Un breve repaso: una milkshake IPA se elabora con lactosa y frutas con peptina y presenta un amargor más bajo incluso que una pale ale. Lo que las hace interesantes es su mezcla de IPA y fruit beer además del ligero dulzor (o menor amargor) que le imparte la lactosa. En todo caso, esta Aguaymanto Shake sabe muy bien a la vez que presenta estas tres características: frutalidad, aromas y sabores de lúpulos americanos y moderado amargor.

Haz clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

Una cosa que no puede faltar en un bar es algo que consiga engañar o matar el hambre del sediento público. Al menos eso pensé hasta que Berlín me presentó dos bares con cellars Keller tan grandes que no tenían espacio para implementar una cocina. ¿Qué hacen, entonces? Permiten que los clientes traigan su propia comida, algo que es una tradición en los Biergärten bávaros, o que reciban food deliveries. Mi mente recuerda los memes que provocó la confusión tras la medida que tomó INDECOPI para permitir que los cinéfilos llevaran sus propios alimentos a las salas de proyección y una imagen de gente cargando ollas a las playas aparece de golpe en mis nuevas resinas. Pero despreocúpate. Nación Cervecera te tiene cubierto con alitas, salchipapas, papas, brochetas y hasta prosciutto de pato ahumado de Selectos Gourmet. Entre las cuatro distintas opciones de alitas, la alusión del nombre a los sabores orientales me invitan a elegir las Alitas Capón y para acompañarlas y a la vez refrescar la garganta apuesto por la Alquimista de Invictus. La maltosidad de la cerveza y su adecuado amargor se amarra bien con las notas dulces de la salsa que bañan las jugosas alitas. Prometo probar las otras salsas en mis próximas visitas.

Nación Cervecera: Alitas Capón de Nación Cervecera y Alquimista de Invictus.

Alitas Capón de Nación Cervecera y Alquimista de Invictus.

Y con seguridad volveré a visitar Nación Cervecera a pesar de que no tengan las cervezas más populares del Perú servidas en altas torres dispensadoras. Volveré no sólo por las comidas que no probé ni por los espectáculos musicales que he prometido presenciar, sino también por los atractivos menús a la hora del almuerzo. Ahora ya es momento de volver a casa, volver a sortear los autos, volver a pensar que al alcalde todavía le queda un tiempo para sobrepresupuestar la señalización de esta pista. Pago el estacionamiento, recibo el vuelto, cuento las monedas, me dirijo a la máquina por una botella de agua. Mis ojos ven agua, gaseosas, bebidas de frutas por algo más que un par de soles. Mis resinas recuerdan la famosa marca de agua, la multimillonaria compañía de gaseosas y las latas de cerveza en la misma máquina y al mismo precio. Sólo que en euros.

¡Salud!


Nación Cervecera
Jirón de la Unión 1039-A, Cercado de Lima
lunes—jueves 9:00 a.m.—11:00 p.m.
viernes—sábados 9:00 a.m.—3:00 a.m.

Leave a Reply