A Tiro de Cerveza

Cerveza Hops (publicidad)

Algo que marca siempre la comodidad de un barrio, vecindario o urbanización es la proximidad a todas aquellas áreas de interés a las que uno debe acudir con frecuencia. Es lo que más extraño de mi querida Residencial San Felipe. El café, el parque, la escuela de estimulación temprana, el centro comercial, la clínica, el supermercado, todo queda tan cerca que si yo volviera a ser niño, seguramente me divertiría comprobando que cada uno de esos lugares están ‘a tiro de piedra’. Por eso quedé maravillado todavía más con Arequipa. Si en nuestro país es casi una norma arrojar el concho de cerveza que ha quedado en el vaso, diría parafraseando que todos los lugares que visité en esa bella ciudad me quedaron ‘a tiro de cerveza’.
Hospedado en la Calle Ugarte como estaba, la Basílica Catedral de Arequipa me quedó cerquísima. Pero mucho más cerca, a solo dos puertas de Cazorla Hostel, encontré Hatunpa y sus papas nativas coronadas con la deliciosa culinaria peruana. Y luego tuve que caminar menos de 400 metros para llegar a Chelawasi Public House y disfrutar de sus hamburguesas y alitas.

Pero a solo unos pasos de aquel pub, se encuentra otro: La Rotonda Taproom. Allí me recibe Paulo Muñoz, no solo el emprendedor detrás de esta barra sino también de El Viejo Keller, una de las cervecerías artesanales ya tradicionales de Arequipa que pronto volverá con renovados bríos. La dimensión de su hospitalidad es solo superada por la de su cordialidad y amabilidad. La Rotonda es un local de muy reciente apertura, cuyo éxito está garantizado en su propuesta simple y directa. Cervezas de caño cuidadosamente seleccionadas bajo una propuesta de representatividad regional.

Arequipa: Paulo ‘tirando una caña’.

Paulo ‘tirando una caña’.

Así encontramos una strong bitter elaborada en el Cusco por Andes Pride.  Una cerveza que se deja beber con su buen amargor y sus notas de toronja. Del Cusco también han llegado dos cervezas de Zenith: una pale ale de gran personalidad y notas de mango y pino y una porter con quinua tan deliciosa que merece ser incluida en el próximo artículo. Y si ustedes se preguntan dónde está la representante arequipeña, la respuesta es una pelirroja de Melkim, una irish red ale que se las trae.

Arequipa: De izq. a der.: Strong bitter de Andes Pride, pale ale de Zenith, irish red ale de Melkim y porter con quinua de Zenith.

De izq. a der.: Strong bitter de Andes Pride, pale ale de Zenith, irish red ale de Melkim y porter con quinua de Zenith.

Paulo habla de sus planes de incluir más opciones para acompañar las cervezas, mientras yo disfruto de algo completamente nuevo para mí. Todos hemos visto cancha de maíz servida como cortesía en muchas partes, pero la que estoy saboreando está sazonada con rocoto e incluye pequeños trozos de lonjas de cerdo que le dan un toque ahumado y picoso al paladar. Lo suficiente para que te provoque refrescar la garganta con otro sorbo de cerveza. Si buscas otra opción, un plato de nachos con queso cheddar y salsa BBQ ofrece otro perfil de sabor pero cumple la misma función.

Arequipa: Texturas y sabores contrastantes y complementarios que se entrelazan muy bien por su simpleza.

Texturas y sabores contrastantes y complementarios que se entrelazan muy bien por su simpleza.

Me despido de Paulo, pero queda la promesa de volver. Es hora de volver al corazón de Arequipa. Hora de darles un descanso a las papilas gustativas. Darles tiempo para asimilar las nuevas experiencias y quedar listas para otras más. La noche proporciona un gran pretexto para cenar y recargar energías. Al día siguiente, la nueva excursión la realizo nuevamente a pie. Chaqchao está doblando la esquina. Un lugar casi obligatorio para los miles de jóvenes turistas que visitan la ciudad, Chaqchao ofrece tres de los más grandes placeres que existen sobre la faz de la tierra: chocolate, café y cerveza.

Tienda de Cervezas Artesanales
Arequipa: El café es un protagonista importante en Chaqchao.

El café es un protagonista importante en Chaqchao.

Javier Chávez es el anfitrión y me relata cómo empezó todo. Desde su interés por el chocolate orgánico despertado durante sus visitas en compañía de la australiana Imogen Evans, su socia, a Dandelion Chocolate, un local en San Francisco donde los chocolates se producen en lotes muy pequeños utilizando cacao peruano. Fue así como el entonces catedrático de la UTP decide producir lotes pequeños de chocolate en barra y, tras recibir una muy buena respuesta y mejores comentarios, posteriormente inicia vendiendo café y sus chocolates en el segundo piso de la casona colonial que actualmente ocupa. “El café que empleamos proviene de la Cooperativa Naranjillo en Tingo María, mientras que nuestro cacao es cultivado en Cusco, Piura y Tingo María”, me detalla Javier.

Arequipa: Cappuccino con latte art y galletas de chocolate con sal de Maras.

Cappuccino con latte art y galletas de chocolate con sal de Maras.

La conjunción de café y chocolate llega a mí en la forma de una taza de cappuccino acompañada de unas galletas de chocolate con sal de Maras. La temperatura y textura adecuadas de mi bebida se complementan muy bien con la ligera rigidez del exterior de las galletas y la cremosidad de trufa de chocolate de la capa central. La sal de la superficie le ofrece un delicioso tono de vivacidad.

Arequipa: Cada rincón de Chaqchao deja en claro el apego por los productos hechos en lotes pequeños.

Cada rincón de Chaqchao deja en claro el apego por los productos hechos en lotes pequeños.

Pero algo que no puede pasar desapercibido desde que uno llega al primer piso del local es que junto con la gran exhibición de productos hechos a base de cacao orgánico —nibs de cacao, chocolate, chocolate de leche, chocolate bitter, cascarilla de cacao y hasta protector labial de mantequilla de cacao— existe una gran cantidad de botellas de cervezas artesanales brindándole colorido a todo visitante.

Arequipa: Las cervezas artesanales también tienen un rol protagónico en Chaqchao.

Las cervezas artesanales también tienen un rol protagónico en Chaqchao.

“Nosotros fuimos los primeros en vender cerveza artesanal aquí en Arequipa”, dice Javier con orgullo. Y razón no le falta al darme cuenta de la cantidad de jóvenes foráneos y locales la consumen aquí en este local que es número uno en las listas de TripAdvisor para esta ciudad. La lista de cervezas de Chaqchao incluye cervezas regionales y también de Lima tanto en botella como en draft. Así que aprovecho para degustar a 2380 metros sobre el nivel del mar una cerveza hecha en Barranco. La Pale X de Barranco Beer Company se presenta tan aromática y sabrosa como en la costa limeña, aunque su color contrasta mucho mejor con el hermoso cielo arequipeño.

Arequipa: Qué buena pinta tiene esta barranquina en Arequipa.

Qué buena pinta tiene esta barranquina en Arequipa.

Es ese mismo cielo el que acaricia mi ventana durante el vuelo de retorno a Lima. Solo media hora más tarde el firmamento ha cambiado ya de color. Lo azul se ha vuelto gris y la piedra se ha vuelto concreto. Los sueños descansan en los nubes, pero la vida transcurre aquí abajo en el suelo, donde tengo que acompañar los pasos de alguien muy especial. Y mientras ustedes acompañen este blog, seguiremos acompañando también los pasos de los baristasbartenders y maestros cerveceros del Perú. El camino tal vez es largo, pero la siguiente parada estará siempre a tiro de cerveza.

Buen inicio de semana para todos.

Leave a Reply