La Esquina de las Buenas Cervezas

Publicidad de Mi Tercer Lugar

 

El tiempo sigue avanzando en reversa, un tic a la vez. Los rostros que oímos, la palabras que nos sonríen, los aromas que nos susurran van cambiando, pero algunas cosas permanecen como el agua sobre la arena. La perennidad tiene a bien alterar el origen desde donde los sabores alzan su voz, el cristal donde se adhiere el encaje. El ciclo de lo que debe repetirse me dice que La Cerveteca celebra un año más sobre Diez Canseco a unos pasos de Alcanfores, mientras que el sereno me advierte que esta no es una zona de estacionamiento.

Foto de archivo del 7 de octubre de 2016.

Mandy y Víctor en foto de archivo del 7 de octubre de 2016.

Manchitas debe quedarse en el auto o excederé el límite. El tiempo está avanzando. Asciendo los escalones. Distingo una mascarilla en el interior. Otro también sube. Los ojos de Mandy sonríen. Es lo que todos hemos aprendido a hacer. Sonreír con los ojos. ¡Hola! me dice. Saludar con gestos. ¡Qué tal! le digo. Proscribir el beso en la mejilla. Giro y saludo a Santiago. Desterrar el apretón de manos. Doy un paso estratégico. Plantar el árbol de la distancia justo en medio.

El tiempo avanza todavía. Es más que una necesidad que así lo haga. El tiempo transforma la maceración de granos en cerveza. El calor, los lúpulos, el frío y la levadura protestarán su protagonismo, pero es el tiempo el que nos da la cerveza. Con pala en mano, los cerveceros se dibujan en mi mente. Francisco, Marco, Devon, Tito, Olivier le ponen sudor a las ollas. Introducen creatividad en los fermentadores. Aplican técnica al método. El tiempo les da el veredicto. La pasión no resiste su paso.

El tiempo avanza con testarudez. Mandy es puntual. 3:00 p.m. de lunes a sábado. La puntualidad marcan los cuatro años de La Cerveteca. La seriedad los enmarca. Mandy y Víctor apostaron por la primera tienda de cervezas de nicho en octubre de 2016. Sólo ellos ven las cartas que el tiempo les reparte desde entonces. Nosotros los bebedores recogemos las fichas. Éstas vienen dentro de botellas, o latas, o en la compañía de alguna que otra copa en la misma caja.

El tiempo no se detiene. Arruina muchas cervezas. Encumbra las cervezas de guarda. Many y Víctor las seleccionan, las recomiendan, las engríen, las empacan, las despiden. No están aquí cuando destapo mi cerveza. Y sin embargo, están en mi copa. Su trabajo se nota. Es todavía mejor cuando no se nota. No es justo no notar su esfuerzo. La Cerveteca sigue allí a pesar del tiempo que todo lo avasalla. A pesar de estos tiempos.

La Doble IPA de aniversario será degustada en vivo este viernes 6 en #CatasentrePatas.

La Doble IPA de aniversario será degustada en vivo este viernes 6 en #CatasentrePatas.

El tiempo sigue resonando. Dentro de 5 noches el tiempo marcará las 10:00 p.m.  #CatasentrePatas otra vez. Mohammed y yo nuevamente. Mandy y Víctor se nos unirán y nos contarán algo de su historia. Esa historia de cuatro años que incluso genera una cola de 4 personas esperando turno. Esperando su tiempo. Este viernes 9 de octubre cuando Mohammed y yo terminemos de presentar la Doble IPA que Red Cervecera ha enlatado para celebrar el cuarto aniversario de La Cerveteca, el tiempo habrá dejado mi copa vacía. Los que no ven el avance del tiempo dirán que fui yo.

¡Salud!


La Cerveteca
Av. Ernesto Diez Canseco 319, Miraflores

lunes a jueves 3:00 p.m. — 8:00 p.m.
viernes y sábados 3:00 p.m. — 9:00 p.m.

Leave a Reply