Amor por La Blanquirroja

 

Al igual que ustedes, estoy esperando que llegue el sábado y que el reloj marque las 11:00 de la esperanza aquí en Lima, las 19:00 del aplomo en Saransk, las 17:00 de la fortaleza mental en Madrid, las 12:00 del olor a triunfo en Paterson y que las gargantas sincronicen su ‘Vamos, Perú’ con el inaudible silbato inicial del árbitro, que el balón sea nuestras pupilas, que el alma estire las manos en cada remate del equipo contrario, que el corazón salte en cada tiro de esquina. El debut está a unas horas. Empieza mi plan Rusia 2018. Cuatro destapadores he convocado. Once vasos esperan el servicio. Mi refri ya está concentrada. Mis ojos repasan la alineación de hamburguesas, chorizos, filetes y cervezas. Entre todos ellas, saltan a la vista el rojo y blanco, los mismos de mi camiseta retro. Esperando saltar a la cancha, están unos 6-packs en honor a mi Bicolor. La Blanquirroja ya está helada. Mi Mundial ya empezó.

La Blanquirroja es la cerveza que Candelaria ha lanzado para Rusia 2018.

La Blanquirroja es la cerveza que Candelaria ha lanzado para Rusia 2018.

La Blanquirroja es la cerveza que Candelaria lanzó recientemente para acompañar a la Selección Peruana en su campaña mundialista. Claro que los que realmente acompañaremos somos nosotros los fanáticos de la selección, así que mejor podría decir que La Blanquirroja es la cerveza que Candelaria ha lanzado para acompañarnos a nosotros los hinchas en cada encuentro que dispute nuestra Selección en Rusia 2018. Y como nuestro aliento será largo e intenso, la cerveza ideal tiene que ser una cerveza fácil de tomar, frase muy repetida en todos lados, incluso aquí. Lo importante es saber si estamos usando esa frase correctamente.

Decir que una cerveza es fácil de tomar implica una sensación fresca, con cuerpo pero no uno voluptuoso y, sobre todo, con sabor. Porque, a diferencia de uno que se hace llamar cervecero pero que declara abiertamente beber cervezas de consumo masivo y de muy bajo precio para no tener que beber agua, yo sí prefiero beber agua en lugar de pagar por algo que es prácticamente agua. Todo lo contrario sucede, en mi opinión, con La Blanquirroja de Candelaria. Ésta es una cerveza en el estilo international amber lager que cumple con los tres requisitos: frescura, cuerpo y sabor. Un sabor que resulta de las maltas acarameladas empleadas en su elaboración, las cuales han sido correctamente equilibradas por lúpulos nobles que aportan el ansiado amargor que otras del mismo estilo no tienen.

Las etiquetas de La Blanquirroja le rinden un homenaje a la hinchada peruana.

Las etiquetas de La Blanquirroja le rinden un homenaje a la hinchada peruana.

Cuando hablamos de cerveza y fútbol, algo más importante que el fácil de beber es que la cerveza sea fácil de repetir y eso es otro punto a favor de La Blanquirroja. Con 6,1 % alc./vol., la cerveza mundialista de Candelaria hará que disfrutes de la emoción del partido y que además puedas celebrar el triunfo tras los noventa minutos. Incluso si hay que ir al alargue en octavos (yo tengo fe en este equipo, ¿tú no?) o a penales. El balance de maltas y lúpulos de La Blanquirroja no te cansa, no te empalaga, no te atosiga. Que  no se canse tu garganta; que se canse el destapador. Total, yo tengo cuatro. Todavía más importante es que La Blanquirroja le irá muy bien a una parrilla de cerdo, justo como las que muchos alistan para el sábado.

Haz clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

Candelaria ha lanzado La Blanquirroja en homenaje a la hinchada peruana y así lo demuestra la colección de once etiquetas distintas. Once etiquetas que puedes coleccionar con gusto. Cada uno de los tres campos de cada una de las once recreaciones del escudo que porta la etiqueta de La Blanquirroja lleva un detalle distinto. Así tenemos una etiqueta en honor a Daniel Peredo, otra a Gareca, a Guerrero, a la remonta a Uruguay en Lima, a la hinchada, al partido final contra Colombia en Lima, al duelo del repechaje contra Nueva Zelanda, a cada emoción, a cada paso de nuestra clasificación a Rusia 2018.

La Blanquirroja: Etiqueta en homenaje a la goleada contra Paraguay en Asunción. (foto cortesía de Candelaria)

Etiqueta en homenaje a la goleada contra Paraguay en Asunción. (foto cortesía de Candelaria)

Aunque hay varias cervecerías y microcervecerías que han lanzado etiquetas con ocasión de la fiebre mundialista, existen muy pocas cervezas peruanas lanzadas exclusivamente para el Mundial Rusia 2018: Barbarov es una India red ale de Barbarian, La 9 es una American strong ale con quinua y kiwicha de Cumbres y La Chelaca es una lager de color rojizo de Barranco Beer Company.  Prometo reseñarlas para ustedes. Es más, mañana podrán encontrar la reseña de La Chelaca en la fan page de TomandoAltura.com en Facebook. Hoy puedo decirles que empezaré disfrutando el mundial con una buena dotación de botellas de La Blanquirroja de Candelaria, con un polo blanquirrojo de largas mangas para el frío matinal y con la mano en el pecho como lo hacía mi madre cada vez que jugaba Perú. Junio nos trae el mundial. El mundial me trae recuerdos. Recuerdos de mi madre. Mi madre estará cantando allá arriba.

¡Salud!

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.