Exponíendonos al Pisco

Cerveza Hops (publicidad)

 

Tengo que reconocer que durante mi primera visita a la Expovino hace algunos años me sentí muy atraído por ese microcosmos de varietales, blends, espumosos, sommeliers, denominaciones de origen, piscos y copas de cristal. ¿Cómo evitarlo? Era mi primer wine fest. Sin embargo, desde el año pasado mi presencia por alguna razón u otra en este tipo de eventos ha ido creciendo en frecuencia. Y eso me ha hecho ver la ExpoVino con nuevos ojos. Claro, no puedo dejar de lado el hecho de que yo no soy un conocedor de vinos. Lo he dicho antes y lo volveré a decir: mis niveles de necedad y arrogancia no son tales que me empoderen a escribir sobre vinos conociendo tan poco sobre ellos. Lo que resulta innegable, eso sí, es que la ExpoVino de Wong resulta el punto de encuentro infaltable para wine connoisseurs, enólogos, sommeliers, críticos gastronómicos, aficionados y neófitos, todos cobijados bajo el democrático techo de una entrada o una invitación.

Invitación como la que recibo de parte de Andy Valderrama para presenciar su presentación al mando del equipo de Pago de los Frailes en el Auditorio B del recinto de la expo. Allí, con los ojos vendados, todas las personas presentes y yo tenemos la oportunidad de intentar reconocer algunos insumos a partir de sus aromas. Ya una vez que recibimos la indicación de emplear el tacto, la tarea resulta más sencilla, aunque lo que resulta ser una flor de manzanilla permanece como un misterio hasta el momento en que puedo descubrir mis ojos.

Expopisco 2015: Elementos ritualísticos de Andy Valderrama.

Elementos ritualísticos de Andy Valderrama.

Como brand ambassador de la Bodega La Caravedo, Andy propone una sesión netamente sensorial que involucra rituales de antaño. Rituales de sahumerio y túnicas, de música de convento y ofrendas, de pisco y tradición. En la pequeña caja, la flor de manzanilla viene acompañada de algunos granos de café, unos cuantos trozos de cacao y un largo y delgado rectángulo de piel de naranja. Todos ellos participan en la elaboración del cóctel homónimamente bautizado Pago de los Frailes, preparado con pisco torontel Pago de los Frailes, licor de café, licor de cacao, amargo de cacao y zumo de naranja infusionado con manzanilla. El cóctel fue entregado embotellado a cada uno de los asistentes para ser servido en las copas dispuestas sobre las largas mesas. Una experiencia realmente interesante.

ExpoPisco 2015: Pago de los Frailes: carácter cítrico con notas de cacao y café que añaden profundidad.

Pago de los Frailes: carácter cítrico con notas de cacao y café que añaden profundidad.

Tras la presentación, queda mucha ExpoVino aún por visitar aunque sea de una manera breve. Hay muchas personas para saludar y charlar con un serving de vino en mano. Pero nuestro interés se desvía una vez más hacia la ExpoPisco, la pequeña feria dentro de la gran feria. Hay mucho por degustar aquí también, pero nuestras nuevas aficiones nos llevan a concentrarnos en las novedades. Una de ellas, al menos para los supermercados Wong, es la inclusión en su cartera pisquera de pisco Huamaní, un pisco elegante en sus tres variedades que vengo siguiendo desde 2011 cuando lo probé por primera vez de la mano del maestro Hilburg en Mistura de ese año. Este stand ofrece el Cholopolitan (un Cosmopolitan con pisco en lugar de vodka introducido también por Hans Hilburg), pero opto por un Capitán. Éste se prepara con pisco Huamaní quebranta, vermouth rosso Cinzano y amargo aromático El Quijote. Para mi gusto, no se debe servir un clásico como éste on the rocks. Hasta el vasito de plástico puedo perdonar. El hielo, no.

ExpoPisco 2015: ¿Capitán en las rocas?

¿Capitán en las rocas?

Tienda de Cervezas Artesanales

 El siguiente stand pisquero que me animo a visitar es el de pisco Tres Generaciones, pero la novedad en este caso radica en algo diferente. Distribuido por Panuts, al igual que pisco Viejo Tonel, Tres Generaciones ha convocado el refuerzo de Fever Tree, la marca estadounidense de agua tónica (en cuatro variedades), ginger ale y ginger beer. Sin contenido alcohólico y con presencia de sedimento, la ginger beer tiene un contenido mayor de jengibre que una ginger ale y, por lo tanto, un sabor más especiado lleno de umami natural. Uno de los cócteles ofrecidos por Tres Generaciones es el Pisco Mule, que ha reemplazado el vodka del Moscow Mule por el pisco. No puedo dejar pasar esta oportunidad y disfruto de una versión jumbo de un Pisco Mule con Tres Generaciones y ginger beer Fever Tree.

ExpoPisco 2015: Pisco Mule: un chilcano power.

Pisco Mule: un chilcano power.

Luego dejo que mi atención sea capturada por una bebida que se etiqueta como ‘chilcano’ sin serlo en realidad. En este caso estoy hablando de Wasska, la marca que también comercializa pisco sour mixes. La bebida de 6,5% de contenido alcohólico es elaborada con, pero no por, una combinación de pisco Cruz de Oro y un jugo natural concentrado que se gasifica en el último paso del proceso previo al embotellado. Todas mis inquietudes sobre la denominación se las comento a Jorge Luis Kisic y Renzo Bettocchi, socios principales de la marca, incluyendo mis cálculos matemáticos que dicen que un chilcano (mezcla de pisco o macerado de pisco y ginger ale) que emplea dos onzas de pisco de 40% de graduación alcohólica y tres onzas de ginger ale termina siendo una bebida alcohólica de 16% de contenido de alcohol, más del doble que el alcohol contenido en su producto. Lo cierto es que la comercialización de esta nueva opción juvenil ya se está dando y, honestamente, salvo el bajo contenido alcohólico, sabe mejor que varios chilcanos que he probado en Lima y alrededores. Aunque, valgan verdades, no sabe a chilcano.

ExpoPisco 2015: ¿Tú los llamarías 'chilcano'? La polémica está abierta.

¿Tú los llamarías ‘chilcano’? La polémica está abierta.

Mi última visita en la ExpoPisco se produce en el stand de bodega La Caravedo, donde degusto un cóctel de autor (Andy Valderrama) bautizado como Camila. Éste es un long drink a base de pisco quebranta, zumo de naranja y limón, ginger ale y amargo de cortezas amazónicas. Camila resulta ser un cóctel muy delicado salpicado de los aromas del tomillo, la manzanilla  y la piel de naranja con la que va decorado. Refrescante, igual que el hecho de que la coctelería de autor se haga presente en este tipo de eventos, no sólo producto de la creatividad de Andy, si no también de bartenders como Giancarlo Nazario, con quien no tuve la oportunidad de coincidir.

ExpoPisco 2015: Camila, coctelería de autor que nunca debe faltar.

Camila, coctelería de autor que nunca debe faltar.

Va siendo hora de retirarme, no sin antes visitar la Zona Gourmet donde este año están presentes dos marcas de cerveza artesanal. La primera de ellas es Barbarian y sus cinco estilos en botella, expendidos desde hace casi dos años en supermercados Wong y hasta en Metro Residencial San Felipe (pero no en Metro Pershing por un tema de clusters a pesar de ser mucho más grande). La otra cerveza artesanal presente es Candelaria, una marca muy reciente que está demostrando haberse convertido en trend muy rápidamente con sus cuatro estilos. Pero creo que esto es algo que merece un nuevo artículo.

Por ahora, recorro uno de los pasillos de salida tratando de recordar qué es un vino botirizado al mismo tiempo que dos agentes de seguridad escoltan hacia la salida a un sujeto ebrio que va dándole puntapiés al aire. Me encuentro ya fuera del festival y veo que no mucho ha cambiado: un empleado empuja un carrito lleno de cajas de vino mientras acompaña a un feliz cliente a su auto, una fila de taxis esperan a aquel cliente que acepte pagar el precio sin regatear, un hombre ensucia su ropa y el asfalto pues su organismo no comulga con el ilimitado número de degustaciones a las que tiene derecho. He ahí una de las desventajas de un evento tan grande.

¡Salud por el consumo responsable de alcohol!

Leave a Reply