Descorchando Cambios

Cerveza Hops (publicidad)

 

Hace un par de años visité la ExpoVino y mi interés se centró en la ExpoPisco y su coctelería con nuestro clásico destilado de mostos de uva. Así y todo, me di tiempo de mencionar en aquella nota la presencia de las cervecerías artesanales Barbarian y Candelaria dentro de las instalaciones de la feria. Ausente en la versión 2016, me sentí muy halagado cuando hace una semana Cencosud tuvo el gesto de enviarme su invitación dirigida a TomandoAltura.com. Así que agradeciendo la amabilidad de los organizadores, aquí les dejo un recuento de lo que fue mi visita a la ExpoVino 2017, tradicional evento organizado por Supermercados Wong, que deja la impresión de querer tomar nuevos aires, o tal vez no.

ExpoVino 2017: Pisco Mule en el stand de Cuatro Gallos.

Pisco Mule en el stand de Cuatro Gallos.

De hecho, el nuevo aire que efectivamente toma la ExpoVino 2017 es el de San Borja. Si antes la tradición mandaba que la ExpoVino se celebrara en el Círculo Militar de Chorrillos, este año la ubicación es el Cuartel General del Ejército, comúnmente conocido como El Pentagonito. Esto no deja de traer sus repercusiones. El nuevo espacio es reducido en comparación con las antiguas instalaciones de la expo. Esto se hace más notorio en la falta de espacios para sentarse y relajarse y en el pequeño espacio para los que quieren disfrutar de algo de música en vivo como la de Los Remakers, ya unos habitués en este tipo de eventos. El problema también se traslada a los pasillos, donde las prendas de vestir ahogan el grito de pánico ante la proximidad de tantas copas de vino en movimiento.

Algo que no ha cambiado, obviamente, es la presencia de la exhibición de las bodegas de pisco comercializadas por Wong. Algunas de estas bodegas ofrecen degustaciones de sus piscos y otras cuentan con la presencia de barténderes duchos en la preparación de cócteles, donde el chilcano fue el menos visto. Una de las bodegas que no precisa de un mixer para hacer lucir sus piscos es Paca Paca. Lleno de orgullo tras haber recibido dos medallas de oro, Sebastián Bravo me permite el lujo de hacer una cata vertical de dos piscos mollar. Uno de los piscos en cuestión ha sido destilado con uvas cosechadas el 2014 y el otro con uvas de la vendimia 2015, ambos piscos son single-vineyards del distrito de Guadalupe, Ica.

Dos piscazos de Paca Paca. Medalla de Oro para el Acholado 2015 y Medalla de Oro para el Mollar 2015.

Dos piscazos de Paca Paca. Medalla de Oro para el Acholado 2015 y Medalla de Oro para el Mollar 2015.

Con notas más frutales que el herbáceo Mollar 2014, el Mollar 2015 resulta mucho más redondo y no en vano es el ganador de la Medalla de Oro en su categoría. Este tipo de degustaciones comparativas son necesarias para comprobar la expresividad de un auténtico pisco. Un pisco donde cada añada tiene una personalidad diferente, como también tienen personalidades diferentes las mismas cepas de uvas de años distintos. Para acrecentar el éxito de Paca Paca, su Acholado 2015  compuesto de 55 % mollar, 20 % italia, 15 % moscatel y 10 % torontel también ha sido reconocido con una medalla de oro. Todo un lujo. Lástima que piscos de muy mala reputación también hayan obtenido medallas de oro. La desfachatez tiene venas muy delgadas. ¿Quién habrá recogido o entregado las muestras que evaluaron los jueces? La ExpoVino 2017 tiene una cosa más por cambiar.

Tienda de Cervezas Artesanales
ExpoVino 2017: Pisco Tonic con pisco Barsol y agua tónica Fever Tree.

Pisco Tonic con pisco Barsol y agua tónica Fever Tree.

En cuanto a la coctelería pisquera, destaco la presencia de Giancarlo Nazario con pisco Cuatro Gallos, Manuel Cigarróstegui con pisco Barsol y Paul Berrospi con pisco Viejo Tonel. Mientras Nazario me pica el diente con un buen Pisco Mule de pisco italia Cuatro Gallos y ginger beer de Mr. Perkins, Cigarróstegui hace lo propio con un Pisco Tonic de mosto verde torontel de Barsol y elderflower tonic water de Fever Tree. Algo dulce y más picoso resulta el Pisco Mule de Giancarlo que el de Manuel y lo digo porque probé ambos. Se podría concluir que el mixer hace la diferencia, pero para mí es obvio que el tamaño del vaso también influye pues es menor la cantidad posible de ginger beer en los vasos de Barsol. Ambos mules resultarán muy agradables para distinto perfiles de consumidor. En mi caso, tengo que quedarme esta vez con el de Manuel Cigarróstegui.

Haz clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

Finalmente, y antes de visitar la exhibición de vinos, me doy una vuelta buscando alguna de las cervezas artesanales tan fáciles de encontrar en cualquiera de los supermercados Wong. A diferencia de la versión 2015, la ExpoVino 2017 sólo tiene un pabellón de Backus de una dimensión suficiente para albergar sus propias mesas. Llama mi atención que el diagrama que explica el proceso de elaboración de la cerveza haya sido simplificado en Cocción, Fermentación, Maduración y Filtrado. Para mí y otros cerveceros, no debió haberse obviado las etapas previas de molienda de los granos y su maceración. Tal como en un anterior evento similar, Backus utiliza este espacio para la degustación de las cervezas Cusqueña y Abraxas. Así que me aprovisiono de una buena dosis de la Dark Lager, popularmente conocida como ‘Negra’ y erróneamente llamada por muchos ‘Malta’, y procedo a percibir sus aromas de café oxidado y tenue cacao. A continuación, el paladar me hace recordar por qué es que no bebo esta cerveza hace tanto tiempo: su dulzor es tan pronunciado que parece que a alguien se le olvidó agregar lúpulo a la paila. Lo cierto es que esta cerveza de la familia de las lager pertenece a un estilo híbrido muy peculiar que pronto describiré en un artículo.

Cusqueña Dark Lager en la copa Riedel oficial de la ExpoVino 2017.

Cusqueña Dark Lager en la copa Riedel oficial de la ExpoVino 2017.

Pero tal vez el cambio más saltante en la ExpoVino 2017 es la entrega de los conocidos tickets de degustación. Al menos hasta el 2015 dichos elementos de canje no eran necesarios y por lo tanto los visitantes nunca los recibieron. El consumo, entonces, llegaba a ser ilimitado y la consecuencia natural era la presencia de numerosas personas en estado de ebriedad. Crash por aquí y shatter por allá eran los sonidos de incontables copas rotas. Este año eso no ha cambiado pues casi nadie realmente te reclama los tickets antes del servicio de degustación. Nuevamente entonces el consumo es ilimitado. Igual número de shatters y crashes me dicen que algo más debería cambiar.

Los Remakers pusieron la nota rocanrolera a la ExpoVino 2017.

Los Remakers pusieron la nota rocanrolera a la ExpoVino 2017.

Mientras acompaño mi tabla de quesos, charcutería y aceitunas con un malbec de La Mascota, pienso en todos los cabernet sauvignons, merlots, chardonnays y espumantes que me falta explorar. Además, todavía no he encontrado el maridaje para mi chocolate de Cacaosuyo. Afortunadamente, los servicios de taxi son ahora más sencillos de conseguir y menos complicados de pagar. Lo mejor de todo es la compañía. Aquí en la ExpoVino 2017 puedes acompañar tus bebidas con lo que desees, puedes acompañar un bocadillo con lo que más te plazca, pero la mejor compañía es la que sujeta tu mano. Y yo espero que la mano que sujeta la mía nunca cambie.

¡Salud!

Leave a Reply