Ein Bier, Bitte

Banner Mi Tercer Lugar

 

Hace poco más de una década tuve la que ha sido mi primera y única incursión en Alemania, para ser más preciso a la región del Darmstadt. En aquella visita a la bella Frankfurt, donde se mezcla la romántica y a la vez bélica historia medieval con los imponentes edificios modernos y futuristas, la que fue mi acompañante de viaje y yo teníamos claro el objetivo primordial de nuestra estadía: beber mucha cerveza y comer cantidades industriales de Frankfurter Würstchen

Craft Beer Sessions: Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

En esa época de mi vida a las cervezas las dividía de la forma más simple conocida en México incluso al día de hoy: en cervezas claras y oscuras. Cabe resaltar que para el consumidor promedio de cerveza mexicano, una chela de color ámbar es invariablemente, oscura. Cumplimos con cabalidad nuestra misión durante toda nuestra estancia. Cerveza para el desayuno, un par más para el almuerzo y tantas otras para acompañar nuestras cenas. Lo pasamos lindo y despedimos Alemania para avanzar hacia la antigua Checoslovaquia.

 

Pasó el tiempo y, junto con él, se incrementó mi gusto por la cerveza así como mi interés por aprender sobre ella. Descubrí que esa división de estilos por su tonalidad además de errónea, era demasiado corta para la gran diversidad de estilos que existen en el mundo, incluyendo las que se elaboran o nacieron en la Germania Magna. Así que ya se imaginarán la profunda nostalgia que me invade cada vez que recuerdo esa aventura europea donde no fui consciente del todo, de la rica historia de esta bebida milenaria.

Craft Beer Sessions: Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

Pero como siempre lo he dicho, la vida tarde que temprano te da la revancha. Y esa llegó cuando vi anunciado el nuevo evento del Craft Beer Sessions en donde la propuesta era un Oktoberfest nacional, llamándola Octubrefest – Festival de Cervezas Artesanales Estilo Alemán. Me froté las manos y busqué de inmediato tanto a las cervecerías participantes como los estilos que estos presentarían en los 2 días de fiesta. 

Mi primer sorpresa fue no ver a la cervecería que mejor domina los estilos alemanes, y que ha ganado medallas tanto nacionales como internacionales en competencias tan importantes como la Copa Latinoamericana de Cervezas Artesanales. Hablo de Hops, la microcervecería ubicada en el distrito de Pueblo Libre en Lima. También me vino a la mente la cervecería arequipeña Lonka, quienes se especializan básicamente en elaborar estilos alemanes, habiendo tenido la oportunidad de probar sus cervezas y dando fe de que son de muy buena calidad.

Clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

El tercer desconcierto llegó cuando no vi entre los estilos a ofrecer uno de mis favoritos sin duda: Rauchbier. Cerveza ahumada representativa de la ciudad de Bamberg y que ninguna de las cervecerías participantes se animó a elaborar. Pensé igualmente, que serían ejecutados estilos alemanes libres de adjuntos o adiciones de insumos especiales, sin embargo no fue así al revisar con calma la lista de cervezas inéditas a presentar. Mi revancha germana sería sólo a medias entonces.

 

Con el respectivo cuidado que se requiere al momento de realizar una cata o degustación, procedí entonces a probar todas y cada una de las 14 cervezas especiales del Festival buscando a aquellas que fueron mejor ejecutadas apegadas al estilo y no sólo que fuesen ricas y bebibles. Así que paso entonces a dejarles las 3 cervezas que sin duda alguna sobresalieron de entre el resto de participantes. Quiero aclarar antes que el orden de esta lista no está basada para asignar primer, segundo o tercer lugar, por lo que la posición de las mismas es indistinta.

Craft Beer Sessions: Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

Había mencionado líneas arriba a la región de Arequipa, ciudad que alberga a la cervecería Melkim de los hermanos Quispe, que sigue dando muestras de lo que en muchas ocasiones se carece en el ámbito local cervecero: continuidad y estabilidad en la calidad de sus chelas. Presentaron La Mística, una Berliner Weisse que, como el mismo nombre del estilo nos indica, es originaria de la ciudad de Berlín y su cereal base es el trigo. De color dorado intenso con transparencia, de una espuma blanca y cremosa. En aroma las notas a cedrón y tumbo amalgamadas con el trigo además de una limpia fermentación, nos da una intensa frescura que se repiten en boca. Allí la acidez propia del estilo, las notas críticas intensas y cuerpo bajo la hacen aún más tomable. Me hubiese encantado probarla durante una cálida tarde de verano en la playa.

Craft Beer Sessions: Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

Desde Huaraz, Sierra Andina nos presentó un estilo que se elabora en Alemania desde 1870 aproximadamente, una German pils, uno de los estilos más reproducidos actualmente a nivel mundial. De un color amarillo yema con opacidad, detalle por el cual le hemos “castigado” un poco. La limpia fermentación, las sutiles notas a grano, pan y un lúpulo floral y especiado dan un aroma sumamente agradable. En boca, al igual que la chela anterior, la experiencia es similar, aunada al amargor entre moderado y moderado-alto también adecuados para el estilo. Esto da por resultado que Andinero Pilsener sea una muy buena cerveza como mandan los cánones alemanes.

Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

De las 14 cervecerías participantes, 9 tienen sede en la capital. ¿Podía irse Lima sin una buena cerveza de estilo alemán? La respuesta es no. Para eso estuvo Cervecería Lemaire. Oh Là Làger es la chela que Yann Lemaire preparó para el festival, la cual es precisamente eso, una Festbier —Cerveza de Festival. De un lindo dorado con matices anaranjados, de una espuma muy compacta color marfil de buena adherencia y retención. Este tipo de cervezas tienen una característica especial, deben ser altamente bebibles, con carácter maltoso y la presencia del lúpulo no debe ser sobresaliente. En el caso de esta cerveza, el dry-hopping realizado acentuó un poco más de lo debido el amargor, pero sin dejar de ser bastante agradable. Notas especiadas y críticas, especialmente a mandarina, y una buena carbonatación me invitaban a pedir una más; sin embargo, aún me quedaban en ese momento casi 10 muestras por testear.

Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

Foto de César Monfrino/@EpisodioB en exclusiva para TomandoAltura.

Elaborar cervezas de estilo alemán no es sencillo, máxime las que requieren una fermentación a bajas temperaturas, por lo que espero que aquellas cervecerías que se animaron a ejecutarlas busquen mejorar sus procesos en la elaboración de las mismas para presentarlas nuevamente en futuros eventos o, por qué no, para que sean parte de su catálogo perenne.

Agradezco como siempre al titular de este blog por la confianza brindada para cubrir en su ausencia el nuevo Craft Beer Sessions, así como a la organización por las facilidades brindadas y, principalmente, a usted, quien se tomó unos minutos de su tiempo para leer esta breve pero especial reseña cervecera.

Prost!

Leave a Reply