Por la Gran Fruta

Banner Mi Tercer Lugar

 

La visión ámbar y opalescente que mis lentes capturan contrasta grandemente con el gris del cielo limeño y con los tonos fríos de los atuendos de muchas de las personas a mi alrededor. Vuelvo a concentrarme en mi vaso de acrílico antes de darle otro sorbo. ‘Craft Beer Sessions’ leo en las letras negras que marcan otro gran contraste en esta cromática tarde donde las cervezas van desde el amarillo pálido hasta casi llegar al negro. Las frutas son las estrellas aquí e incluso han llegado a robarle el protagonismo a la que siempre debería ser la atracción estelar: la cerveza.

Numerosos asistentes llenaron el recinto del Craft Beer Sessions en sus dos días.

Numerosos asistentes llenaron el recinto del Craft Beer Sessions en sus dos días.

No me mal interpretes. La séptima edición del Craft Beer Sessions fue todo un éxito tanto el viernes como el sábado. Pero lo que no se puede ocultar es que una cerveza con fruta(s) representa un reto para cualquier cervecero. Especialmente, cuando se trata del primer lote de una cerveza elaborada exclusivamente para la ocasión. El añadido de frutas naturales influye mucho en la fermentación y en la formulación de una cerveza. Ciertas frutas, como las fresas, tienden a desaparecer en una cerveza. Otras, como las frambuesas, se saben expresar muy bien y es por eso que son tan usadas. Tal vez lo más difícil de lograr, y tengo que decir que muchas de las cervezas presentadas deberían ser reformuladas, es el equilibrio entre fruta y cerveza. Primero, lo ideal es que la fruta no domine sobre la cerveza. Segundo, requiere destreza técnica conseguir que todas las frutas declaradas se dejen sentir en nariz y boca.

 

Habiendo dicho esto, comienzo mi lista de las 5 mejores cervezas del Craft Beer Sessions con la Tropical Waves de Red Cervecera. Teniendo como base una lager inspirada, no lo es, en la New Zealand pilsner, la expresión de cerveza y fruta es equilibrada. Quizá un ligero predominio de las frutas, pero no tanto como para sentir que estoy bebiendo un jugo. Además de la granadilla, la toronja recibe un gran apoyo de los lúpulos estadounidenses que le brindan la citricidad que se requiere para que Red Cervecera se salga con la suya. Muy buena frescura en una cerveza ligera con muy pocas posibilidades de hastiarte. Calificación: 72/100.

Craft Beer Sessions: Tropical Waves: 5,2 % alc./vol. y 20 IBU

Tropical Waves: 5,2 % alc./vol. y 20 IBU

Como bien me dijo Santiago Obando en la fecha inaugural del Craft Beer Sessions, la lúcuma es una de las frutas locales más consumidas en Perú. Sobre todo, la más usada en los veraniegos helados y marcianos. Ella llega muy presente en el regusto de la Lúcuma Vainilla Porter de Barbarian. Aunque un tanto dominada en nariz por los aromas de café y cacao de una clásica English porter, la lúcuma se percibe con claridad en el tramo final de cada sorbo. Sí se hace más difícil percibir la vainilla, pero como fruit beer y como porter, esta cerveza logra ambos cometidos. Un ajuste en el nivel ‘vainillístico’ debe resultar en una gran cerveza de otoño. Calificación: 73/100.

Craft Beer Sessions: Lúcuma Vainilla Porter: 7 % alc./vol. y 25 IBU

Lúcuma Vainilla Porter: 7 % alc./vol. y 25 IBU

La tercera mejor del festival es la Mango Milkshake IPA de 7 Vidas. Y fue una de las mejores también para muchas de las decenas de personas con las que interactué en ambas jornadas del Craft Beer Sessions. Además, tengo que mencionar que es una de las pocas que mantuvieron el mismo perfil de sabor y aroma en el segundo día. También la misma apetecible apariencia. Color, opacidad, amargor moderado, cuerpo, tropicalidad y, dato importante, mango hicieron de ésta cerveza una fuerte razón para volver a tener al gato en futuras ediciones. Calificación: 76/100.

Craft Beer Sessions: Mango Milkshake IPA: 6,1 % alc./vol. y 33 IBU

Mango Milkshake IPA: 6,1 % alc./vol. y 33 IBU

Mis pasados años visitando cocktail bars y cubriendo competencias y convenciones de coctelería como World Class y Clase Maestra me familiarizaron con el copoazú y el mucílago. El copoazú utilizado en la Cuscoazú de Zenith es un fruto drupáceo familiar del cacao que crece en la amazonía y tiene un peculiar sabor agridulce. Si a la pulpa de este exótico fruto le añadimos una peculiar cerveza como una farmhouse ale con levadura noruega — ¿o era al revés?— lo que resulta no podría ser más innovador y delicadamente delicioso. Puntos extras para la facilidad con la que se deja beber. Calificación: 77/100.

Craft Beer Sessions: Cuscoazú: 4,5 % alc./vol. y 14 IBU

Cuscoazú: 4,5 % alc./vol. y 14 IBU

El primer lugar de mi lista va para la Trigo Amazónico de Cervecería del Valle. Además del ya mencionado copoazú, esta cerveza lleva mucílago de cacao. El mucílago está presente en muchos frutos (como en el cerezo de café, por ejemplo) y es la pulpa que recubre muchas semillas. El mucílago de cacao es comestible y tiene un sabor agridulce al igual que el de la pulpa del copoazú, el segundo fruto añadido a esta American wheat beer. Las notas ligeramente ácidas son las que se hacen presentes en la Trigo Amazónico en paralelo con las sutiles notas de granos característicos en el estilo base. Su ligero contenido alcohólico, moderado amargor y fresco final completan la lista de razones que sustentan el que la haya elegido como la mejor. Calificación: 78/100.

Craft Beer Sessions: Trigo Amazónico: 6 % alc./vol. y 22 IBU

Trigo Amazónico: 6 % alc./vol. y 22 IBU

Debo señalar que degusté las 14 nuevas cervezas y registré mi opinión de ellas en el día inaugural. Esto es importante puesto que los aromas y sabores de muchas fruit beers varían rápidamente, incluso en cuestión de horas, cuando la añadidura de pulpa se ha producido en grandes cantidades. Las primeras cervezas en perder intensidad son aquellas que empiezan sabiendo a Frugos. Lo que comienza sin equilibrio termina sin equilibrio. También tengo que decir que cervezas como la Bloody Lima de Invictus, Caperucita Porter de Melkim y La Kölsch de tu Madre de Pacha fueron de mi agrado, pero sólo cinco cervezas pueden entrar en una lista de cinco. Por último, he de señalar que un cervecero tiene toda la libertad de elaborar una cerveza con el perfil que su imaginación le dicte. De la misma manera, yo tengo toda la libertad de esperar que una cerveza sepa a lo que el estilo anunciado para esa cerveza dicte.

¡Salud!

Leave a Reply