La Mejor Estación del Año

 

Invierno, la mejor estación del año sin duda. El clima frío siempre ha sido mi aliado, muchas veces pretexto ideal para llevar a cabo reuniones familiares y las buenas amistades, con charlas amenas en torno a una bebida caliente como un clásico ponche de frutas o una taza de chocolate como solíamos hacerlo en mi niñez en México durante la época decembrina con su espíritu navideño como colación, recordando que la época invernal en esa parte del hemisferio se da en los meses de diciembre, enero y febrero. Esos viejos recuerdos me invitan a tratar de revivirlos ahora claro, en otro tiempo, en otro lugar. Para mi buena fortuna, este año nuevamente se llevó a cabo en el Centro Cultural Juan Parra del Riego, en el bohemio distrito de Barranco, el Craft Beer Sessions,el festival de cervezas invernales que llegó para quedarse y que comienza a convertirse en un clásico del movimiento cervecero nacional con esta quinta edición en sólo tres años, incluso con una edición en Arequipa.

En sus dos fechas, el Craft Beer Sessions 2018 tuvo una gran acogida. (foto: Erick Andía, en exclusiva para TomandoAltura.com)

En sus dos fechas, el Craft Beer Sessions 2018 tuvo una gran acogida. (foto: Erick Andía, en exclusiva para TomandoAltura.com)

El objetivo: degustar las 14 cervezas especiales elaboradas para la ocasión y elegir las mejores 5 del evento. Quiero aclarar previa entrega de mi lista, que en esta ocasión dejé de lado por algunas horas mi rol de juez de cervezas y lejos de intentar encontrar la muestra perfecta o el estimar si se encontraban o no dentro de estilo basándome en guías de juzgamiento. Así que me avoqué a disfrutar del ingenio e inspiración que cada uno de los cerveceros puso en sus entregas de edición limitada buscando un balance con los adjuntos utilizados, además de una alta bebestibilidad, es decir, el que la cerveza me llamara a pedir más de un vaso para continuar disfrutando de ella.

 

Así que inicio mi top 5 con La Maniaca de Greenga Brewing, una nueva locura bien ejecutada como nos tiene acostumbrados su brewmaster, Megan Garrity. Una American porter con mantequilla de maní, cold brew de maltas tostadas y nibs de cacao. De un color marrón muy intenso y una espuma cremosa color caqui. La presencia de los adjuntos tanto en aroma como en sabor presentaron un buen balance con el estilo base, con un final seco pero a la vez fresco con notas mentoladas y ligera acidez.

Haz clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

El siguiente peldaño se lo adjudicóLa Descarriada, una old ale con agregado de piel de naranja y canela de cervecería Oveja Negra. Una cerveza muy interesante de color cobre con matices anaranjados y transparencia. Fue noble tanto en aroma como en boca; es decir, la misma intensidad de las notas a naranja, toffee, canela, malta caramelo, frutos secos, bouquet floral y chancaca. Las encontrabas en sabor con un buen balance de amargor. En suma: una cerveza limpia, con un final seco y de cuerpo medio-bajo, ideal para una tarde gélida de agosto.

Curiosos, aficionados, conocedores y expertos disfrutaron las cervezas del Craft Beer Sessions 2018. (foto: Erick Andía en exclusiva para TomandoAltura.com)

Curiosos, aficionados, conocedores y expertos disfrutaron las cervezas del Craft Beer Sessions 2018. (foto: Erick Andía en exclusiva para TomandoAltura.com)

A mitad de la tabla queda Jamaiquino, una American amber ale con flores de jamaica y cold brew de café como adjuntos de cervecería Melkim de Arequipa. Hago un breve paréntesis aquí. Quizá esta nominación pueda ser considerada por algunos polémica, ya que por tradición el uso de la flor de jamaica se da más para brindar frescura en una tarde cálida de verano, que para abrigarte en pleno invierno. En varias competencias donde he juzgado, me he encontrado con muestras que declaran utilizar la jamaica; sin embargo en ninguna de ellas había encontrado indicios de la misma. Toda mi vida he bebido refresco de jamaica ya que es bastante popular en mi país de origen, así que me son bastante familiares sus notas y sabores ácidos-florales. Notas y sabores que sí encontré en Jamaiquino con una muy interesante mezcla de café, buen soporte de las maltas y esa acidez refrescante propia de la flor, además de un lindo color rojizo opaco con una espuma tenuemente rosada.

Juan Mayorga, el cerebro detrás de la organización del Craft Beer Sessions junto a Alina Santos. (foto: Erick Andía en exclusiva para TomandoAltura.com)

Juan Mayorga, el cerebro detrás de la organización del Craft Beer Sessions junto a Alina Santos. (foto: Erick Andía en exclusiva para TomandoAltura.com)

Sierra Andina no se quebró la cabeza buscando un nombre para su cerveza especial del Craft Beer Sessions, simplemente la llamó Oatmeal Stout. Lo que sí fue muy especial fue la alta bebestibilidad de la misma con un gran balance entre los insumos adicionados como los chips de roble francés macerados en bourbon y, claro, la avena propia del estilo. De color marrón muy oscuro, casi negro y una espuma beige de muy buena retención y adherencia, presentó en paladar notas intensas de maltas tostadas, avena, roble, frutos negros tales como ciruela, así como algarrobina y cenizas con un amargor muy bajo casi imperceptible. A pesar de haber sido la chela de menor graduación alcohólica de las 14 presentadas con tan sólo 5.0% abv, eso no le impide ser considerada excelente para arropar cualquier coloquio cervecero invernal.

craft beer sessions: Gran presencia de la Oatmeal Stout de Sierra Andina. (foto: Erick Andía en exclusiva para TomandoAltura.com)

Gran presencia de la Oatmeal Stout de Sierra Andina. (foto: Erick Andía en exclusiva para TomandoAltura.com)

Antes de dar a conocer la que para mí fue la mejor cerveza de las presentadas en el Craft Beer Sessions Invierno 2018, deseo hacer de su conocimiento que de mis gustos o aficiones culinarias, el mundo de los dulces no es precisamente uno de mis favoritos. Así que considerando ese detalle, el haber elegido la Cookies´n´Cream de cervecería Invictus como la mejor cerveza tiene doble métito. Su gran balance entre el licor de avellanas, vainilla y cold brew de café con un excelente soporte de las maltas, aportando una explosión de sabores y aromas que en definitiva me evocaron el estar probando un delicioso postre. El estilo base utilizado fue una coffee blonde stout. Sí, tal vez te preguntas cómo puede existir una stout rubia, pero ese tema espero que el titular de este blog lo toque pronto en una nota sobre este estilo no oficial y que particularmente no me convence del todo llamarla así. Mis felicitaciones a Fernando Salas y su equipo de trabajo de Invictus por tan bien lograda cerveza.

Mi agradecimiento a José Alberto Castro por la confianza depositada en mi persona para elaborar esta nota en su ausencia por su aventura europea. Esperemos entonces con ansias el Craft Beer Sessions Invierno 2019.

¡Salud!

Leave a Reply