Receta de Miércoles: Clover Club

Cerveza Hops (publicidad)

Es temporada de frambuesas otra vez. Y vaya que las esperé. Seis largos meses tuvieron que pasar para volver a encontrarlas. Tampoco me quedaba otra. Tras haber charlado en línea con Julie Reiner, una de las grandes figuras de la coctelería mundial y propietaria del bar Clover Club en Brooklyn, y haber obtenido de ella misma la receta del cóctel que le da nombre a su espectacular barra, prometí que tan pronto consiguiera frambuesas nuevamente, publicaría la receta de miércoles. Receta que llegó a Reiner de manos del mismísimo David Wondrich. Con ustedes: Clover Club Cocktail.

1. La Receta: cuando publiqué por primera vez una receta del Clover Club Cocktail, ya me había contactado con Julie Reiner. Lamentablemente, ella no pudo responder a tiempo y la nota tuvo que ser publicada. Dos días después, Julie me responde y me brinda gentilmente la receta. Aunque la primera receta produce también un cóctel muy bueno, en las propias palabras de Reiner, se trata de un “fruity cocktail”. Para ella, ésta es la receta adecuada para un “grown-up cocktail”:

  • 1½ oz dry gin (GIN’CA Berries Edition)
  • ½ oz dry vermouth (Martini Extra Dry)
  • ½ oz lemon juice (zumo de limón amarillo importado)
  • ½ raspberry syrup (llevar 100 gr de frambuesas y 50 gr de azúcar blanca a fuego lento hasta obtener una compota; colar, dejar enfriar y refrigerar)
  • ¼ oz egg white (clara de huevo)

Batir todos los ingredientes sin hielo (dry shake) hasta emulsionar e integrar. Añadir hielo a la coctelera y batir nuevamente hasta enfriar. Servir sin hielo y decorar con una frambuesa.

Clover Club Cocktail: Martini Extra Dry y GIN'CA Berries Edition componen el perfil espirituoso de nuestro cóctel.

Martini Extra Dry y GIN’CA Berries Edition componen el perfil espirituoso de nuestro cóctel.

2. La Bebida: el Clover Club Cocktail nace a principios del siglo XX en homenaje al club del mismo nombre ubicado en Pennsylvania. Es uno de esos cócteles que nacieron antes de la Prohibición y que lograron una gran popularidad en sus años dorados. Sin embargo, perdió su popularidad gradualmente debido al creciente temor de los bebedores a los brebajes preparados con clara de huevo.

3. Las Claves: aquí hay cuatro elementos que hacen la diferencia: el gin, el vermouth, la compota de frambuesas y el zumo de limón. Como ya se ha descrito en un artículo que trata sobre la diferencia entre limones verdes y amarillos, el perfil aromático del limón amarillo es el ideal para los frutos rojos en general. Éste fue otro de los ingredientes que tuve que esperar. Y es que la amable y expresiva acidez del limón amarillo se complementa muy bien con la acidez natural de las frambuesas dando como resultado una sensación brillante en el Clover Club Cocktail.

Tienda de Cervezas Artesanales
Clover Club Cocktail:Encontré el codiciado limón amarillo en Tottus.

Encontré el codiciado limón amarillo en Tottus.

En cuanto a la compota de frambuesas, en esta receta he empleado frambuesas en un peso equivalente al doble del peso del azúcar blanca. La consecuencia es un producto natural menos dulce y de un color más intenso. Recuerden: sólo pongan las frambuesas y el azúcar sobre fuego lento y dejen que las frambuesas se deshagan solas.

Clover Club Cocktail: No añadir agua.

No añadir agua.

La tercera clave es el uso de vermouth seco en esta receta. Algo inusual, pero muy especial. Como mencioné al principio de este artículo, esta receta fue desenterrada por David Wondrich. El detalle es que lo hizo tiempo después del lanzamiento de su famoso libro Imbibe! El resultado es soberbio. Realmente estamos ante un cóctel más maduro y menos afrutado. ‘Afrutado’ es una de las posibles traducciones de ‘fruity’.

Color, aroma y sabor en este Clover Club Cocktail.

Color, aroma y sabor en este Clover Club Cocktail.

Ahora, claro, sólo queda resaltar la importancia del GIN’CA Berries Edition en el balanceado perfil de sabores y aromas de nuestro Clover Club Cocktail. Todo un lujo poder contar con un gin destilado con frambuesas, zarzamoras y arándanos azules.

Así que anímense a probar esta receta, damas y caballeros. Sobre todo, los caballeros. Así se convencerán de que una bebida rosada puede ser tan compleja y sofisticada como cualquier otra. Después de todo, los colores no tienen género, ¿o sí?

¡Salud!

Animación Lúpulo Draft Bar (Patrocinador)

Leave a Reply