Comer y Beber como en Casa

 

Siempre he mostrado mi admiración por el maestro cervecero de la neoyorquina Brooklyn Brewery; sobre todo, desde que leí su gran libro The Brewmaster’s Table, una excelente referencia para quienes quieren ingresar al universo de las armonizaciones entre cervezas y platillos o platillos y cervezas. Muchas veces estas armonías tienen mayores probabilidades de éxito en casa. Elijes qué cocinar y en base a ello decides que cerveza abrir o comprar. Otras veces, planeas destapar una cerveza y en base a ella decides qué cocinar. Todavía recuerdo haber preparado unos spaghetti al pesto antes de destapar una Duvel. Fuera de casa, las cervezas son tan pocas que las armonías son algo más difíciles. Si vas a Chez Philippe, la amplia variedad de cervezas te hace todo más fácil.

La carta de cervezas de Chez Philippe tiene 20 páginas.

La carta de cervezas de Chez Philippe tiene 20 páginas.

Muchos recordarán que Chez Philippe abrió sus puertas en San Isidro allá por el ahora lejano 2005. Coincidentemente, en ese año comenzó sus operaciones una de las más exitosas importadoras de cervezas. Chez Philippe fue uno de los primeros lugares en abrir sus puertas a las cervezas inglesas, algo inimaginado hasta ese entonces en el Perú. Claro que ya habían cervezas importadas en Lima, pero todas eran las lagers que se venden hasta hoy. El capítulo que empezó a escribir Chez Philippe es el que debe llevar como título ‘el primer restaurante en servir ales importadas’. Pero eso no fue todo. “Los clientes nos decían que teníamos que tener más cervezas de Europa”, recuerda Philippe.

 

Hoy Chez Philippe tiene cervezas de todos los países representativos en cuanto a cervezas de Europa se refiere, exceptuando Austria, cuna de la Vienna lager, e Irlanda, país de origen de la Irish stout. Aquí en la nueva y única ubicación de Chez Philippe en Surco encontrarás cervezas de Alemania, Bélgica, Escocia, Holanda, Inglaterra y República Checa. Si buscas cervezas peruanas, también están Barbarian, Candelaria, Invictus, Magdalena, Nuevo Mundo, Sierra Andina y Teach. Y si deseas probar algo distinto sin perder calidad, no dudes en pedir una cerveza Latitud Cero hecha en Ecuador.

Chez Philippe: Salchichas hechas en casa armonizan impecablemente con una amber lager ecuatoriana.

Salchichas hechas en casa armonizan impecablemente con una Vienna lager ecuatoriana.

Si bien la etiqueta dice ‘amber lager’, la Catequilla de Latitud Cero acaba de ser galardonada con una medalla de oro dentro del estilo Vienna lager en la copa panameña de cervezas El Barrilito de Oro. Como tal, la Catequilla cumple con las notas de malta al mismo tiempo que se aleja de las notas de caramelo muchas veces presentes en las cervezas del estilo international amber lager. Elegí esta cerveza de la lista pues ya sabía que lo primero que probaría de la cocina de Chez Philippe sería un plato de salchichas de la casa, algo que ya había probado en mi primera visita en 2016. Cada una de las tres salchichas armoniza muy bien con esta rojiza y brillante cerveza. La mejor armonía se da con la salchicha natural y también con la salchicha a las finas hierbas. La salchicha de cordero o saucisse merguez podría ir mucho mejor con una dark lager o también con una Doppelbock, pero sería mejor que lo compruebes por ti mismo.

Chez Philippe: Deliciosa lasagna de jamón y champiñones hecha con masa casera.

Deliciosa lasaña de jamón y champiñones hecha con masa casera.

Desde luego, ningún restaurante se hace famoso sólo vendiendo cervezas. La fama de Chez Philippe tiene mucho que ver con sus pizzas y con sus tartes flambées (conocidas como Flammküchen en Alsacia, región de la que Philippe Bigourd es oriundo). A esto tienes que sumarle su selecta lista de pastas (entre S/. 30 y S/. 41) y de carnes y aves (S/.40—S/. 56), donde destacan el pato a la naranja, el magret de pato, el conejo al vino y el lomo fino maître d’hotel. Tampoco puedes dejar de probar los  crêpes salados (S/. 18—S/. 24), crêpes dulces (S/. 21) y sus postres franceses (S/. 17—S/. 30). Y si estás por aquí cerca a la hora del almuerzo, el menú ejecutivo (S/. 29) queda muy bien acompañado de un refresco de limón, naranja o maracuyá. Sólo tienes que armar tu combinación entre cinco platos de fondo (bœf bourguignon con polenta, pollo à la moutarde à l’ancienne con arroz árabe, lasagne au jambon et champignon, salade de poisson o crêpe con jamón y poro) y cuatro postres distintos (charlotte au chocolat, clafoutis aux fruits, mousse aux fruits de la passion o mousse au chocolat).

Chez Philippe: Para mì, esto sí es un postre: mousse au chocolat con una London Porter.

Para mí, esto sí es un postre: mousse au chocolat con una London Porter.

Indudablemente, Chez Philippe es todo un recorrido por la culinaria de Alsacia y un verdadero tour de cervezas europeas: Belhaven, Bush, Chimay, Czechvar, Cuvée des Trolls, Delirium, Duvel, Fuller’s, Gulden Draak, La Trappe, Paulaner, Petrus, St. Bernardus, St. Feuillien, Timmermans, Westmalle y todavía muchas más. Por si fuera poco, tienen una de las mejores sangrías de la ciudad si deseas beber algo refrescante y tu predilección por la cerveza es mínima. Lo más importante aquí es que experimentarás el gusto de comer y beber como en casa. Así que anímate a almorzar o cenar fuera de la tuya. Te puedo asegurar que no lo lamentarás.

¡Salud!


Restaurant Chez Philippe
Av. Primavera 1551, Surco
lunes—miércoles   12:00 p.m.—11:59 p.m.
jueves—sábados   12:00 p.m.—1:00 a.m.
domingos   1:00 p.m.—5:00 p.m.

Leave a Reply