Cuando las Cervezas se Mezclan

 

Hace poco dialogaba con un cervecero y él manifestaba su desagrado por la costumbre que tienen algunas personas de mezclar su pale lager, pónganle ustedes el nombre comercial que deseen, con Coca-Cola. Si bien es cierto que ésta es una práctica que no comparto, también es cierto que esta persona desconocía que el mercado alemán posee muchas mezclas exactamente iguales o similares ya embotelladas. En Alemania, esta categoría de bebidas se conoce como Biermischgetränke, cuya traducción literal es ‘bebidas de cerveza mezclada’, y algunas de estas bebidas son populares en toda Europa.

Una de las bebidas dentro de la categoría Biermishgetränke es la Radler (mezcla de lager y gaseosa de sabor limón), a la cual le dedicamos una nota el año pasado, pero en Alemania también podemos encontrar Colabier o Diesel (mezcla de lager y gaseosa de cola), Fruchtweizen (cerveza de trigo y gaseosa de sabor a frutas), Weizenradler (cerveza de trigo y gaseosa de sabor limón) y Colaweizen Hefecola (cerveza de trigo con gaseosa de cola). No me resultó muy difícil encontrar algunas de estas bebidas en los supermercados limeños.

Biermischgetränke: Esta Shandy se produce en España.

Esta Shandy se produce en España y su botella es de sólo 250 ml.

De hecho, encontré dos de las Biermischgetränke que adquirí en Vivanda de Real Plaza Salaverry. La primera es una Shandy, que es el nombre que se le da en Inglaterra a una Radler, producida por la cervecería española Estrella Galicia. Esta Shandy está hecha a base de refresco con sabor a limón y la cerveza es del tipo pale lager, así que no es nada extraño que la lista de ingredientes incluya malta de cebada, maíz y extracto de cebada. Al realizar mi evaluación, encuentro un color oro viejo intenso muy brillante, aromas de lúpulo especiado y piel de frutos cítricos, un buen cuerpo y un carácter muy refrescante. A pesar de contener gaseosa y tener un nivel de alcohol muy bajo (0.9 % alc./vol.), esta Shandy no llega a ser tan dulce como otras y se deja beber con mucha facilidad.

Biermischtgetränke: La Schöfferhofer Grapefruit es una Fruchtweizen con refresco de sabor toronja.

La Schöfferhofer Grapefruit es una Fruchtweizen con refresco de sabor toronja.

La siguiente mezcla de cerveza es la Schöfferhofer Grapefruit. Tengo que admitir que conservaba dos botellas de esta bebida en mi refrigeradora desde hace cinco meses. A pesar de ello, esta Schöfferhofer Grapefruit es mi favorita entre las tres bebidas que incluyo en esta nota. No les podría decir dónde conseguirla, pues mis dos botellas fueron una cortesía de los importadores. Ya sumergido en la degustación, percibo con claridad aromas de trigo y granos dulces además de un notorio toque de piel de toronja. En boca es muy fresca y bastante efervescente, lo que aumenta su frescura. Los toques de piel de toronja y pequeño dulzor que se disipa hacia el final son muy destacables, así como su buen cuerpo. En este caso, la botella tiene una capacidad de 330 ml y el contenido alcohólico es 2,5 %. Aunque los detractores seguramente se concentrarán en el hecho de que la Weißbier empleada como base se elabora con extracto de lúpulo, tengo que repetir que es la que más me gustó de las tres.

Biermischgetränke: La Sunset de Candelaria de este verano es distinta a la versión lanzada para el verano 2017.

La Sunset de Candelaria de este verano es distinta a la versión lanzada para el verano 2017.

Lamentablemente, no puedo decir lo mismo esta vez de la Candelaria Sunset. Sé de muy buena fuente que tomaron la Schöfferhofer Grapefruit como referencia y esto explica que la base sea también una cerveza de trigo. Las características de cerveza de trigo son fáciles de percibir aunque no así el aroma de los lúpulos. Tampoco es fácil distinguir el aroma a mandarina. También la toronja es poco perceptible. Existe un cierto nivel de dulzor pero el final resulta algo desequilibrado y la fruta no es prominente ni en nariz ni en boca. Finalmente, el nivel de alcohol es demasiado alto para las bebidas de esta categoría (3,9 % alc./vol.). Me agradó muchísimo más la Sunset que probé en el stand de Candelaria en el último festival de cervezas el pasado diciembre. También debo decir que nunca llegué a probar la Sunset versión verano 2017.

Haz clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

Así que si buscan una opción muy fresca para estos últimos días del verano, busquen estas bebidas o incluso la Radler de Dörcher Bier producida en Pozuzo. Sólo quiero recordarles que a pesar de estar hechas con cerveza, estas bebidas no pueden ser juzgadas como cerveza ni desdeñadas por no saber a cerveza. Tampoco es que les tengan que gustar. Al probarlas, y realmente les sugiero que lo hagan, lo importante es saber qué esperar y por qué. Si deciden seguir viendo con malos ojos el que algunos mezclen su cerveza con Coca-Cola, están en todo su derecho. Yo también estoy en mi derecho de ver con malos ojos que muchas personas pasen un vaso de mano en mano para todos beber cerveza de él.

¡Salud!

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.