Las Cervezas del Damero

Publicidad de Mi Tercer Lugar

 

Conocí a Olivier y sus cervezas importadas de Bélgica en abril del 2015 en el Bazaar Internacional, un evento benéfico con productos de diversos países del mundo. Ese mismo año, Olivier Díaz y Pepe Villarán presentaron en el CAPFest 2015 su emprendimiento cervecero llamado Lima Brew. Produjeron cervezas y dictaron talleres donde participaron algunos cerveceros posteriormente galardonados como Manuel Cortez y Carlos Serruto. La sociedad se disolvió intempestivamente a fines del 2016. Sin embargo, la comezón de la elaboración de cervezas siguió escociendo la trunca creatividad de Olivier hasta que en 2017 dio a luz su microcervecería Lima 1 con cervezas, como no podía ser de otra manera, de estilo belga.

Resulta novedoso el packaging del 4-pack Descubre Lima 1.

Resulta novedoso el packaging del 4-pack Descubre Lima 1.

Digo que no podía ser de otra manera pues en el hoy lejano 2015 Olivier importaba una de las dos marcas cerveceras trapenses disponibles en Perú: Westmalle. Además, lleva años comercializando en nuestro país nombres tan prestigiosos como St. Bernardus, Lindemans, La Trappe, Dubuisson, Petrus. Sin duda, perfilar tu paladar disfrutando diariamente de cervezas de esta dimensión debe impulsar tu voluntad a producir sólo cervezas de estilos clásicos. Luego de algunas cervezas estacionales y tras varios ajustes lote tras lote, Lima 1 lanzó este año una nueva presentación en botellas de 355 ml, nuevas etiquetas y su 4-pack Descubre Lima 1, el cual procedo a presentarte a continuación.

La primera cerveza de esta 4-pack es en realidad el lanzamiento más reciente de Lima 1. Se trata de la Grand Cru y se presenta a sí misma como una Belgian tripel con dry-hopping en la etapa final de producción. Esto la convierte también en una especie de Belgian IPA, de acuerdo a los lineamientos de estilos de cerveza de la BJCP. Sin embargo, debo decir que no me convence como una cosa ni como la otra. No es suficientemente pálida para una tripel con una fuerte carga de lúpulos ni lo bastante aromática para una Belgian IPA. Es cierto que hay cierto perfume de mandarina y algo de albaricoque, pero no en las intensidades adecuadas. Por otro lado, las características especiadas sí están presentes junto a una moderada presencia maltosa (miga de pan, en este caso). Su principal falencia: la Grand Cru no ha identificado aún su propio estilo. Su principal virtud: está libre de defectos de producción. Calificación: 61/100.

La Grand Cru es la etiqueta más reciente de Lima 1.

La Grand Cru es la etiqueta más reciente de Lima 1.

Continúo ahora con la Ruby, que utiliza la base de una Belgian tripel e incorpora arándanos y rosas de jamaica. La Ruby es la segunda cerveza que Lima 1 lanzó oficialmente. En esta oportunidad, el equilibrio es bastante bien logrado para dejar que la trilogía se exprese satisfactoriamente. Tengo notas especiadas y de hierba luisa asociadas con la tripel. Encuentro té de jamaica y arándanos en nariz. Confirmo la sutil acidez palatal de la jamaica y las bayas. Por si fuera poco, el bouquet floral se llega a distinguir claramente. A pesar de que sigo manteniendo que podría ser un poco más seca, es un buen ejemplo de cómo hasta un estilo belga tan clásico como una tripel puede beneficiarse de algunas flores y frutas. Calificación: 71/100.

Además de aromas y sabores, los arándanos y jamaica aportan un atractivo color.

Además de aromas y sabores, los arándanos y jamaica aportan un atractivo color.

Clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

El in crescendo de aromas y sabores parece alcanzar su cúspide al olfatear y sorber la Quad de Lima 1, una cerveza que nace como un pedido especial de Mi Tercer Lugar para tener una cerveza de aniversario. Lo cual me hace reconocer lo mucho que ha evolucionado esta quadrupel. Mi primer encuentro con ella en mayo del 2019 no resulto memorable en absoluto. Afortunadamente, la edición 2020 reivindica de gran manera la efectividad de Olivier Díaz al replantear sus procesos y entregarnos una Belgian dark strong ale delicadamente compleja y rotundamente intensa. Marco Málaga, una voz autorizada, me había dicho alguna vez que es muy fácil darse cuenta cuando la levadura ha trabajado demasiado tratando de lograr una gran concentración alcohólica. Y tenía razón. Al probar la Quad de Lima 1 y su 10,8 % alc./vol. me doy cuenta que el señor Díaz viene haciendo un gran trabajo con el análisis de la viabilidad de sus levaduras. Pero creo que nos basta decir que no debes dejar de probarla para que disfrutes de sus generosas notas de guindones, delicados toques de bizcocho y sutiles acentos de nuez moscada. Calificación: 74/100.

Puedo atreverme a decir que la Quad de Lima 1 constituye una gran base para una cerveza navideña.

Puedo atreverme a decir que la Quad de Lima 1 constituye una gran base para una cerveza navideña.

El grand finale resuena en el paladar al degustar la Tripel de Lima 1 en versión 2020. Y esto lo digo porque Olivier Díaz se vio forzado en más de una oportunidad a ajustar la receta. Esta nueva entrega de la Tripel es lo más cercano a la inolvidable Tripel de Lima 1 que fue calificada por este blogger como la mejor de las nuevas cervezas lanzadas en el 2017 . Hasta me atrevería a decir que es igual de buena, pero a su propia manera pues no utiliza los mismos lúpulos. Es un gusto percibir el retorno del expresivo sostenuto de la pimienta blanca, el elocuente arpeggio de granos, limón amarillo, piel de naranja y perfume y el stringendo de las burbujas sobre la lengua. A esto hay que sumarle el gran brillo de su áurea tonalidad y la plena densidad de la espuma que corona la copa. En suma, la mejor cerveza del 4-pack Descubre Lima 1. Calificación: 75/100.

Sería genial tener nuevamente una presentación de 750 ml de la Tripel de Lima 1.

Sería genial tener nuevamente una presentación de 750 ml de la Tripel de Lima 1.

El balance dice que el 4-pack Descubre Lima 1 es más que recomendable. Queda quizá pendiente la consolidación de la receta de la Grand Cru, la única de las cuatro cervezas que no nos deja certeza sobre su identidad. Y ojo que no estoy exigiendo que la cerveza se enmarque dentro de un estilo. No exijo nada. No me corresponde a mí hacerlo. Es tarea de Olivier Díaz poder plasmar en la Grand Cru (una denominación que las cervecerías reservan para sus mejores cervezas) una personalidad tan definida como la de sus otras tres cervezas. Estoy seguro que el equilibrio y la definición del perfil convertirá a este 4-pack en una gran propuesta en el mercado cervecero local.

¡Salud!

Leave a Reply