Un Mundo de Cervezas

Cuando en el planeta se empezaron a emplear los términos globalización y aldea global allá por el principio de los años 90, los productos importados empezaron a aparecer en los supermercados como E. Wong y Galax.  Por aquella época también empezó a aparecer el Internet en un muy reducido número de hogares.  Hoy es muy sencillo conseguir aquello que antes solo se podía comprar viajando al país productor o a alguna nación con mercados más abiertos a los productos foráneos.  La oferta de cervezas importadas, en ese sentido, se ha ampliado exponencialmente. Pero, para ser justos, todavía es difícil encontrar un solo lugar donde el aficionado a las cervezas pueda escoger entre una variada gama de botellas elaboradas en más de cinco países, sin contar Perú, claro está.  La Cervecería Hops se constituyó en ese único lugar este último jueves 18 de febrero con cervezas de Alemania, Bélgica, España, EE.UU., Inglaterra e Italia.  Desde luego,  no puede dejar pasar la oportunidad de degustar nuevos sabores.  A continuación, mi reseña de aquellas cervezas.

Inicio mi recorrido por la 1ra Degustación de Cervezas del Mundo con La Viniteca.  Tolomeo Cherici me recibe con la misma amabilidad que me brindó cuando visité el local miraflorino para mis notas sobre las cervezas AmaAmarcord y Bad Brewer, todas ellas cervezas artesanales italianas.  Pero esta vez mi atención se centra en unas cervezas artesanales de Salamanca, España.  Cerveza Bizarra es el nombre de la marca y la línea importada al Perú ofrece cinco distintas opciones: Rubia (american pale ale), Trigo (hefeweizen), Tostada (dubbel), Black IPA y Red Demon (IPA). Esta última tiene un atractivo color cobre rojizo y un gentil bouquet de notas tropicales y maltosas. En boca, presenta un amargor medio y pináceo que se equilibra muy bien con un ligero gusto dulce. Un cuerpo medio y una moderada carbonatación completan el perfil de esta recomendable cerveza ibérica de 7,2 % de contenido alcohólico.

Ama, Amarcord, Bizarra y Bad Brewer componen la gama de cervezas importadas por La Viniteca.

Ama, Amarcord, Bizarra y Bad Brewer componen la gama de cervezas importadas por La Viniteca.

Acto seguido, y para seguir con la madre patria, me dispongo a conocer dos cervezas valencianas importadas por Froilán Sánchez Caballero. La primera es la ya reconocida La Socarrada, una specialty pale ale elaborada con una adición de romero y con miel de abejas de romero como adjunto fermentable. Debe ser por esto que se la presenta como una winter honey ale. El color es ámbar y el aroma es claramente herbáceo y con notas de malta caramelo. Se nota la presencia del romero en boca y el amargor resulta ligero, dándole el equilibrio necesario. Con un cuerpo medio y un contenido de alcohol de 6 %, La Socarrada me ha dejado una buena impresión. La cerveza hermana de La Socarrada es Er Boquerón, una cerveza elaborada en colaboración con Mediterranea, compañía especializada en la purificación y comercialización del agua del Mar Mediterráneo. En nariz, Er Boquerón deja sentir unas generosas notas de malta y ligeros tonos de lúpulos florales. Al ser una golden ale hecha con agua marina, el perfil de sabor es mineral y salino, con ciertas notas de yodo que trae reminiscencias de un jerez manzanilla. El cuerpo ligero y los 4,8 % de alcohol redondean una cerveza muy fresca.

Er Boquerón, cerveza elaborada por La Socarrada en colaboración con Mediterránea.

Er Boquerón, cerveza elaborada por La Socarrada en colaboración con Mediterránea.

Cervesia no podía faltar en un evento de cervezas importadas, así que Liliana Romaní nos presenta con orgullo un número de las cervezas de su cartera.  Pero como esta nota es sobre cervezas nuevas para mi paladar, permítanme concentrarme en la Honey Dew, una blonde ale de Fuller’s elaborada con miel de abejas orgánica importada de Brasil.  Lo que inmediatamente llama mi atención es la brillantez de esta cerveza.  Su carga aromática es tenue y en ella destaca, obviamente, la miel de abejas aunque también se perciben notas de pan blanco.  En boca, la cerveza continúa sigue siendo sutil, con toques ligeramente cítricos y florales.  Un cuerpo muy ligero, baja retención de espuma y 5 % de alcohol completan mi descripción.

Cervezas belgas e inglesas conforman la cartera de Cervesia.

Cervezas belgas e inglesas conforman la cartera de Cervesia.

Otra cerveza que no he degustado antes es la König Pilsener, una german pilsener elaborada por la cervecería König e importada al Perú por Ichiban. De un color pajizo muy translúcido y espuma de rápida disipación, esta cerveza es una clara muestra de por qué hay tantas marcas dispuestas a escribir pilsen en sus etiquetas, sin serlo. La König Pilsener se percibe respetuosa del estilo con aromas y sabores de granos y con toques de césped en el lúpulo. El regusto es seco y con buena carbonatación, produciendo una refrescante sensación apoyada en el cuerpo ligero, medio y los 4,9 % de volumen de alcohol.

La línea de cervezas alemanas importadas por Ichiban incluye lagers y una hefeweizen.

La línea de cervezas alemanas importadas por Ichiban incluye lagers y una hefeweizen.

Otra cerveza que aún no he probado es la Erdinger Alkoholfrei, así que me dirijo esta vez al área de degustación de Panuts, los importadores de Erdinger. Aquí compruebo que una cerveza no puede contener 0 % de alcohol. En este caso, el contenido alcohólico de la Erdinger Alkoholfrei es 0,4 %. El color es dorado intenso con persistente espuma. En nariz, hay un tenue dulzor y todavía más tenues notas de malta.  El sabor deja un regusto tenuemente dulce con una baja percepción de amargos. Sin lugar a dudas, representa una gran opción para aquellas personas que quieren calmar y calmar su sed sin tener que privarse de una bebida con carácter.

La Alkoholfrei compone la línea de cervezas de trigo de Panuts junto con la Weissbier, la Dunkel y la Pikantus.

La Alkoholfrei compone la línea de cervezas de trigo de Panuts junto con la Weissbier, la Dunkel y la Pikantus.

Hasta que finalmente llego a la exhibición de las cervezas importadas por Casa Belga. Para esta ocasión ellos solo han traído dos del gran número de cervezas hechas en Bélgica con las que cuentan. La primera de ellas es la cerveza trapense Westmalle y, para mi mala fortuna, la degustación de ella ya ha terminado. Pero Harold Díaz Loockx me asegura que la segunda no es una cerveza consuelo, es nada menos que la St. Bernardus Prior 8, una cerveza de abadía de la región de Watou. La St. Bernardus Prior 8 luce de un marrón rojizo en la copa y se percibe con notas de clavo, especias y ciruelas en nariz. La boca es especiada y compleja con toques de dulzor balanceados por un ligero amargor. Los 8 % de alcohol van bien puestos en esta cerveza rica en tonos de malta. Una joyita que tienen que buscar.

Además de la St. Bernardus Prior 8 y la Westmalle hay muchas más cervezas elaboradas en Bélgica que pueden encontrar en la Casa Belga.

Además de la St. Bernardus Prior 8 y la Westmalle Tripel hay muchas más cervezas elaboradas en Bélgica que pueden encontrar en la Casa Belga.

Desde luego que probé también las cervezas de Detroit, EE.UU. de Atwater Brewery que importa Andes Life con Martin Montaño a la cabeza. Todas las cervezas Atwater fueron reseñadas en un artículo anterior, es por eso que conociendo sus sabores y aromas decido llevarme una a casa. Mientras tanto, y antes de irme, sigo escuchando la música en vivo que ameniza la noche y continúo saboreando las salchichas de diversos colores y texturas que se ofrecen a los asistentes. Tal vez pudieron haberse complementado con algunos bocados más ligeros que mariden mejor con alguna de las cervezas ligeras que se han servido a lo largo de la 1ra Degustación de Cervezas del Mundo.

Las cervezas de Hops, como esta dunkelweizen, también formaron parte de la 1ra Degustación de Cervezas del Mundo.

Las cervezas de Hops, como esta dunkelweizen, también formaron parte de la 1ra Degustación de Cervezas del Mundo.

No quiero despedirme sin antes agradecer la invitación y colaboración de Franco Cruz y Luis Huaroto de Hops para poderles traer esta nota a todos ustedes.  Espero, por mi parte, que la opción de cervezas importadas también siga creciendo para que vaya a la par con la expansión del mercado de las cervezas artesanales de producción local.  Pero, por sobretodo, la idea es que el consumidor pueda referenciar los estilos ingleses, belgas, alemanes y estadounidenses con cervezas elaboradas en aquellos mismos países.  Así sabremos apreciar mejor el oficio y pericia de los microcerveceros peruanos.

¡Salud con una auténtica cerveza belga!

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.