¿Tendrá una Cerveza sin Alcohol?*

Cerveza Hops (publicidad)

 

Cualquier amante del café que se respete descartará sin pensar dos veces un café instantáneo, de la misma manera que yo no miraría siquiera una hamburguesa vegetariana. Pero el mercado siempre satisface todas las necesidades, ya sea un dulce postre sin azúcar, una lasagna congelada sin gluten o una cerveza sin alcohol.

Y es que si siempre encontramos una buena razón para beber unas buenas cervezas, también existirán algunas buenas razones para no beber alcohol: estar tomando alguna medicación, estar embarazada, tener que conducir, etc. Los puristas dirán que hay otras opciones. Claro, puedes tomar agua, un jugo o un té helado y sentir que no hay nada más aburrido en la vida o que mejor te ibas al gimnasio en vez de perder el tiempo socializando. O puedes tomarte una gaseosa y comenzar a preguntarte si manejar tu auto bajo los efectos del exceso de azúcar es mucho menos perjudicial que hacerlo bajo los efectos del alcohol. Al menos esa es la impresión que te llevas al acudir al lugar al que todos los conductores tienen que recurrir: la estación de servicio. Un recorrido por los principales grifos de Lima Metropolitana e incluso aquellos que se encuentran al borde de la carretera alejados de la ciudad mostró que hay poco interés por ofrecer al asiduo consumidor de cervezas una cerveza sin alcohol que le permita cuidar su propia integridad a la vez que respetar la ley. No se encontró ninguna de las tres marcas de cerveza sin alcohol disponibles en nuestro país.

Las dos marcas de cerveza sin alcohol que más dominan el mercado local.

Las dos marcas de cerveza sin alcohol que más dominan el mercado local.

Otros puristas, inclúyome en este grupo, dirán que la denominación ‘sin alcohol’ es incorrecta. Conocidas como alkoholfrei en Alemania, de donde proceden las seis cervezas de este tipo vendidas en el Perú, estas bebidas contienen un porcentaje tan bajo de alcohol que sería necesario beber al menos 4 litros de ellas para ser intervenidos por la policía de tránsito y arrepentirnos. Las regulaciones internacionales del mercado les permiten un máximo de 0,5 % de alcohol por volumen para poder aceptar su denominación de ‘libres de alcohol’. ¿Pero cómo es que se elaboran estas cervezas con tan poco alcohol?

El proceso solo lleva un paso más. Una vez que la cerveza ha terminado de fermentar, el alcohol es eliminado mediante una destilación simple a 78°C o una destilación al vacío a 49°C. Esta última opción es, desde luego, más costosa. De una manera u otra esta cocción adicional hace que el sabor de la cerveza cambie drásticamente, aumentando la percepción de dulzor, sobretodo. Dos de las características que tu cerveza favorita perdería si es sometida a este proceso de desalcoholización son los sabores y aromas de las especiales maltas empleadas en la receta original y los sabores, aromas y amargor de los lúpulos que la convirtieron en algo tan especial.

Una vez que casi todo el alcohol ha sido extraído, la cerveza es inoculada con gas carbónico y en algunos casos parte de la carbonatación es producto de un pequeño acondicionamiento en botella. Esto le da el mismo ligero sabor ácido y metálico con el que cuentan las cervezas más vendidas alrededor del mundo. Características detectadas en las dos cervezas alemanas libres de alcohol que fueron degustadas para este artículo: Bitburger Drive y Erdinger Alkoholfrei.

Cerveza sin alcohol: Nuestra evaluación está por comenzar.

Nuestra evaluación está por comenzar.

Con un contenido alcohólico de tan solo 0,05 %, Bitburger Drive es una lager que respeta los descriptores visuales del estilo. Color pajizo de buena claridad y una generosa cabeza de espuma blanco tiza son los más saltantes. El sabor es tenuemente dulce con un gusto residual semi-seco y el cuerpo es ligero con muy buena carbonatación.

Tienda de Cervezas Artesanales
Cerveza sin Alcohol: Alcohol por Volumen: 0,05 % | Color: 2 SRM aprox. | Amargor: 8 IBU aprox.

Alcohol por Volumen: 0,05 % | Color: 2 SRM aprox. | Amargor: 8 IBU aprox.

Por su parte, Erdinger Alkoholfrei contiene 0,5 % de alcohol por volumen y es una weißbier o cerveza de trigo. Visualmente es una cerveza correcta al igual que la anterior. Su sabor recuerda ligeramente al pequeño maíz dulce en mazorca de los estadounidenses y su cuerpo es ligero-medio. La carbonatación es también muy buena.

Cerveza sin Alcohol: Alcohol por Volumen: 0,5 % | Color: 2 SRM aprox. | Amargor: 10 IBU aprox.

Alcohol por Volumen: 0,5 % | Color: 2 SRM aprox. | Amargor: 10 IBU aprox.

En ambos casos, recomiendo beber estas cervezas muy frías, algo que nunca es recomendable con muchas otras. Sin embargo, no se puede olvidar que estas cervezas están planeadas para sustituir a las lager y lager light que atiborran los anaqueles de todos los puntos de venta de cervezas en el mundo. Es más, creo que hasta les recomendaré beberlas directamente de la botella. Así eludiremos algunos aromas no esperados ni en la más experimental de las cervezas artesanales. Eso sí, bien frías y directamente de la botella, estas cervezas me resultan más agradables que las lagers que dominan nuestro mercado y son elaboradas por transnacionales que cuentan con los medios económicos para producirlas y promocionarlas aquí en Perú, si quisieran. Además, me puedo tomar un 12-pack de cerveza sin alcohol y seguir disfrutando de esa parrilla en la playa sin tener que preocuparme de cómo manejar de vuelta a Lima.

*Publicado originalmente en la edición abril 2016 de la revista Catering & Gastronomía.
Animación Lúpulo Draft Bar (Patrocinador)

Leave a Reply