Ser o No Ser Artesanal en Mistura

Cerveza Hops (publicidad)

El comercio ambulatorio y las largas filas de gente en los exteriores conforman un paisaje humano que no contemplaba desde el festival Mistura desarrollado en el Campo de Marte en 2012. Es domingo y, a diferencia del jueves y el viernes,  hoy sí que Mistura luce como Mistura. Aunque debo confesar que lo que me trae al festival no es la comida, si no la primicia de las nuevas cervezas artesanales elaboradas especialmente para esta edición del festival gastronómico.

Una vez dentro, sin embargo, lo que más llama mi atención es una construcción cuasi-babilónica en el mismo centro del recinto del festival. Se trata de algo que forma parte de Mistura por segundo año consecutivo y que representa el mayor ingreso económico para APEGA por concepto de alquiler de áreas para expositores. Estoy hablando del Mundo Cervecero de SABMiller – Backus & Johnston, erigido sobre casi 1000m² cercados por sus cuatro costados, protegidos de la lluvia y el sol por algún tipo de material muy lejos de mi vista para ser reconocido y equipados con decenas de mesas al estilo biergarten muniqués además de dos escenarios para presentaciones musicales. Un gran festival de un solo gran expositor dentro de un aún más grande festival con cientos de pequeños productores.

Me negaron la oportunidad de oler el arroz y maíz que le dan sabor a sus rubias.

Me negaron la oportunidad de oler el maíz que le da sabor a sus rubias.

Tras haber visto la oferta comercial fuera del recinto del festival, no es para nada una sorpresa ver a tanta gente haciendo filas para ingresar a este emporio cervecero en el cual pueden consumir algo que se expende hasta en las estaciones de servicio. Ingresé aquí el viernes con un cervecero artesanal y él mismo no dudó que de todo el público presente, sólo podría ‘convertir’ al 1%. Regreso dos días después y observo cómo se trata de ‘educar’ al público mostrándole los cuatro ingredientes con los que se elabora una cerveza, pero no veo por ningún lado el maíz amarillo que emplean para elaborar la mayoría de cervezas Backus. La ‘educación’ en cultura cervecera es, entonces, incompleta.

Pero parece que los dominios de Backus dentro de Mistura se extienden fuera de su propio recinto. Mientras a los cerveceros artesanales se les exige cobrar sólo a través de tickets y se les prohíbe vender botellas, Backus no sólo tiene permiso para cobrar en efectivo, si no que también pueden expender sus cervezas en botella. Mientras que la macrocervecería transnacional tiene una privilegiada ubicación central con escenarios para conciertos, las microcervecerías peruanas han sido ubicadas contra una muy lejana pared sin ni siquiera algo de música ambiental.

Las marcas más caras. Las otras marcas son más baratas y sin necesidad de hacer cola para comprar tickets.

Las marcas más caras. Las otras marcas son más baratas y sin necesidad de hacer cola para comprar tickets.

Es más, Backus ha colocado un punto de venta de su ale Abraxas muy cerca a la ubicación de los cerveceros artesanales y con un precio por dos vasos que resulta menor al precio de dos vasos de cerveza artesanal. Por cierto, el precio de un vaso de cerveza artesanal es mayor al que los mismos cerveceros artesanales habían decidido cobrar. Algo se intentó hacer, no obstante, en favor de las microcervecerías cuando en la segunda noche del festival APEGA les designó un punto de venta adicional  que reúne a las cinco cervecerías artesanales en una sola isla cercana al área de bares con cócteles pisqueros. Pero hasta el momento, dicho punto de venta no ha sido completamente equipado.

El nuevo punto de venta aún se está terminando de habilitar.

El nuevo punto de venta aún se está terminando de habilitar.

Pero trataré de dejar todo esto de lado para comenzar a describir el verdadero motivo por el que vine a Mistura: la primicia de la degustación de las nuevas cervezas artesanales de Mistura 2015. Así que comienzo con la cervecería Cumbres. Ellos han traído su nueva Quinua Herbal, una cerveza en el estilo pale ale elaborada con quinua, desde luego, pero también con una infusión de siete hierbas que incluye muña, menta, hierbaluisa y cedrón. Su color dorado claro nuboso y su espuma blanco tiza preceden un aroma mentolado y un sabor de un final fresco. Esta nueva cerveza Cumbres maridó muy bien con nuestra sopa seca y carapulcra de La Olla de Juanita de Ica. Desde luego, también están la kölsch de quinua, la Maracumanto pale ale, la scottish Roja, la IPA con maíz morado y el barley wine de café.

Una opción muy fresca y ligera.

Una opción muy fresca y ligera.

Continúo mi paseo cervecero con Melkim, cervecería artesanal arequipeña. Aquí las novedades son la Coca Golden y la Melgar Irish Red Ale. La primera es una specialty american pale ale de 6% de contenido alcohólico que es vendida en Lima por primera vez, pero tiene buena demanda en Cusco, especialmente en el Museo de la Coca. Con un color ámbar nuboso, la Coca Golden utiliza hojas de coca de Quillabamba y ofrece aromas de peras y lúpulos cítricos muy acordes con las suaves notas cítricas en el paladar. Por su parte, la Melgar tiene 6,4 % ABV y un color cobre rojizo con muy tenues aromas a caramelo. El color de la espuma es blanco hueso y el amargor es de un pronunciado lúpulo herbal contrapesado por una asertiva malta. A estas cervezas, Melkim suma una american pale ale tradicional y una porter.

Tienda de Cervezas Artesanales
Mate de hojas de coca para el frío. Cerveza con hojas de coca para el calor.

Mate de hojas de coca para el frío. Cerveza con hojas de coca para el calor.

Es el turno de las cervezas huaracinas de Sierra Andina que traen a Mistura dos novedades. En primer lugar está la Osaka Dry, una specialty pale ale a base de jengibre que elaboran exclusivamente para el restaurante Osaka. Esta cerveza es de un color ámbar intenso muy nuboso y espuma blanco tiza. En nariz lleva notas muy ligeras de jengibre confitado con un 6,5% de graduación alcohólica y un amargor de 40 IBU aproximadamente. En general, tiene un perfil muy fresco. También trajeron unas cuantas botellas de una specialty blonde ale de 5,3% ABV a la que hacen llamar Amazonian pues está elaborada con castañas amazónicas. Lamentablemente, la producción no alcanzó para el tercer día del festival, así que no pudimos degustarla. La oferta de Sierra Andina se completa con sus clásicas Inti Golden Ale, Don Juan Porter, Huaracina Pale Ale y las dos cervezas ganadoras de medallas en la Copa Cervezas de América, la Shaman IPA y la Pachacútec Imperial Ale.

Esta medalla de oro para Perú sí es irrevocable.

Esta medalla de oro para Perú sí es irrevocable.

Continúo con los Barbarian y su flamante Garaje Brown Ale. Ésta es una cerveza de un perfil muy fresco en el regusto con notas herbales de huacatay y muña que están muy de acuerdo con las notas aromáticas, todas provenientes de los selectos lúpulos. El color es un marrón claro nuboso con espuma de buen encaje. Como en el caso de la nueva cerveza de Cumbres, la Garaje sólo está disponible en draft aquí en Mistura y vale la pena venir a probarla. Les recomiendo el maridaje con un sándwich de solomillo disponible en el food truck de los chicos de Atrackon Food Truck. Un dato más, los cerveceros de Barbarian son responsables del diseño de los coleccionables vasos de plástico irrompible libre de BPA en los que se sirven todas las cervezas artesanales del festival. Eso sí, no olviden que también pueden elegir entre la Chaski Porter, la 174 IPA, la Barbarian Red Ale, la L.I.M.A. Pale Ale y La Nena Hoppy Wheat.

Otra refrescante opción con 6,1% de alcohol y 18 IBU.

Otra refrescante opción con 6,1% de alcohol y 18 IBU.

Termino mi corto recorrido cervecero en Mistura (las cinco cervecerías están relativamente una al lado de la otra) con la cervecería Magdalena. Y no, no están ubicados en el distrito de Magdalena, si no en La Molina. Aquí encontramos también dos nuevas propuestas: Tres Tigres y Mala Suerte. La primera es una cerveza de trigo pero con la adición de semillas de culantro, piel de naranja y romero. Esto la convierte en una specialty wheat ale muy translúcida y con gratos aromas herbales y florales. En boca es ligera pero de buena personalidad con sus 21 IBU y 5,3% de contenido alcohólico. Y la última cerveza, la Mala Suerte, es una double black IPA con un 9% de graduación alcohólica y 90 IBU que, en verdad, pone. Un regusto de amargor persistente complejo y un cuerpo medio, completo que en verdad vino muy bien con mi dominical sándwich de cerdo en adobo arequipeño de El Garage. La propuesta cervecera de Magdalena se completa con la Muertecita (IPA), La Pálida (pale ale), una porter y una india red ale.

Cinco de las seis cervezas que Magdalena ha traído a Mistura.

Cinco de las seis cervezas que Magdalena ha traído a Mistura.

Así termino una nota que se extiende necesariamente más de los esperado. Esperemos que las propuestas cerveceras artesanales de la próxima edición de Mistura cuente no solamente con más cervecerías, si no además con una mucho mejor ubicación y con reglas de juego algo más equitativas. Según los datos presentados por la Unión de Cervecerías Artesanales del Perú, la participación en el mercado de estas cervezas es todavía menor al 1% y esto se debe en gran parte al escaso apoyo que se les ofrece a estos jóvenes productores que no cesarán en su intento de hacer llegar a nuestros paladares productos y propuestas novedosas alejadas de los típicos sabores y aromas de las cervezas de producción masiva. Está en nosotros también que esto siga mejorando no consumiendo cervezas para embriagarnos. Consumamos cervezas con todos nuestros sentidos al máximo y disfrutemos más de ellas. Aún queda una semana de más Mistura para apoyarlos.

¡Salud!

Leave a Reply