Una Copa Cervecera*

Cerveza Hops (publicidad)

El último martes 23 de febrero, Lima se convirtió en la capital latinoamericana de un grupo de naciones que llevan como bandera una botella de cerveza. Aquella noche se realizó la premiación de la II Copa Latinoamericana de Cervezas Artesanales y el anfitrión Perú recibió el máximo galardón en la categoría stout.  Conociendo lo mucho que ha progresado la oferta y calidad de las cervezas locales, esto no tenía que ser una sorpresa. La sorpresa la constituyó el hecho de que la stout peruana ganadora del oro en la región perteneciera a una microcervecería arequipeña hasta esa noche desconocida aquí en nuestra capital. Esto fue motivo suficiente para que me agenciara una botella de Pantera Stout de Cervecería Machay incluso días antes de su lanzamiento oficial en Lima.

Lo más destacable de esta Pantera es su graduación alcohólica de 7,6 %, su intenso y oscuro color marrón y su envolvente cuerpo. Pero por encima de todo esto se encuentra el delicioso sabor, mezcla de crème de cacao y licor de café. Tremenda joya para disfrutar a temperatura de cava.

Pantera Stout de Machay, Medalla de Oro-Categoría Stout y Mejor Cerveza Peruana 2016

Pantera Stout de Machay, Medalla de Oro-Categoría Stout y Mejor Cerveza Peruana 2016

El puntaje que los jueces certificados le otorgaron a esta stout no solo le permitió llevarse el oro en su categoría, si no que además la hizo acreedora del premio a la Mejor Cerveza Peruana de la Competencia. Es decir, no hubo ninguna otra cerveza artesanal peruana que haya logrado un puntaje tan alto. Pero hay más. En la misma categoría stout, la medalla de plata fue para otra cervecería peruana: Hops. Bastan y sobran los motivos, entonces, para celebrar con una oscura pinta de stout.

Stout de Hops, Medalla de Plata-Categoría Stout 2016

Stout de Hops, Medalla de Plata-Categoría Stout 2016

Una mención aparte es la que mereció Brewery of the Sacred Valley, o Cervecería del Valle Sagrado para los amigos. La microcervecería afincada en Pachar, Cusco logró el premio a la Mejor Cervecería Peruana de la Competencia, así que, siendo yo un admirador de sus cervezas, pasaré a intentar explicar por qué es justicia que hayan recibido tamaño reconocimiento. A continuación mis argumentos:

  1. Las cervezas: Cervecería del Valle ha demostrado a través de sus menos de dos años en el mercado que todas sus cervezas son cuidadosamente desarrolladas. Tan es así que no he podido encontrar hasta ahora una cerveza elaborada por ellos que me desagrade. Su consistencia es admirable. 
  2. El agua: a estas alturas no creo que haya alguien que pueda dudar que el agua de manantial glaciar utilizada por la cervecería tiene un impacto positivo en el perfil de sabores y calidad de sus cervezas. Recordemos que al menos 95 % de una cerveza es agua.

 

Tienda de Cervezas Artesanales
Joseph Giamatteo (izq.) and Juan Mayorga (der.) de Cervecería del Valle Sagrado, Mejor Cervecería Peruana 2016

Joseph Giamatteo (izq.) and Juan Mayorga (der.) de Cervecería del Valle Sagrado, Mejor Cervecería Peruana 2016

3. El maestro cervecero: con una trayectoria comprobada como cervecero de Oakshire Brewing Co.en Oregon, Joseph Giammatteo es el cerebro responsable de la calidad y consistencia de las cervezas de Cervecería del Valle. Como sabemos, las microcervecerías estadounidenses desarrollan decenas de estilos diferentes y eso le da a Joe un valor agregado que se está capitalizando muy bien en el territorio peruano. Ojo, Sierra Andina cuenta ahora con Ben Kent, ex-Breckenridge Brewery en Colorado, como maestro cervecero y él ya les ha traído el bronce con su Mi Yunta Saison. Se avizoran buenas cosas por venir.

Mi Yunta Saison de Sierra Andina, Medalla de Bronce-Categoría Belgian Ale 2016

Mi Yunta Saison de Sierra Andina, Medalla de Bronce-Categoría Belgian Ale 2016

4. La innovación: Cervecería del Valle fue la primera en elaborar y comercializar una lager artesanal, luego harían lo mismo con una sour beer y, más recientemente, una gose. Mientras otras microcervecerías apuestan a seguro y optan por seguir haciendo ales (aunque también existen razones técnicas y logísticas para ello), Del Valle continúa ofreciendo e introduciendo una gran variedad de estilos.

Conocimos la Lion’s Tears, una gose de Cervecería del Valle, en el Summer BrewFest 2016.

Conocimos la Lion’s Tears, una gose de Cervecería del Valle, en el Summer BrewFest 2016.

5. La presentación: todo producto necesita packaging. En el caso de las cervezas, puede ser una lata o una botella para los consumidores finales, o un barril para las barras cerveceras. Cervecería del Valle optó solo por lo segundo, con muy buenos resultados. La cerveza en draft siempre sabrá y se conservará mejor que una cerveza embotellada. Desde luego, los puntos de venta son menores en número, pero esa no parece ser una preocupación para Del Valle. Además, sé de muy buena fuente que no tienen intenciones de embotellar en el corto ni mediano plazo.

Como vemos, la celebración de la II Copa Latinoamericana de Cervezas Artesanales deja algunas conclusiones útiles para todos los involucrados en este surgente y creciente mundo de las cervezas artesanales. Sean consumidores, comunicadores, prensa o cerveceros, hay lecciones que aprender de todo lo que aconteció en el pasado mes de febrero. El tiempo de celebrar ya pasó. Eso sí, la alegría queda. Usémosla como un nuevo impulso para seguir avanzando.

*publicada originalmente en la edición #6 de la revista Cocktail, 2016

Leave a Reply