Gracias por las Buenas Cervezas

Publicidad de Jack Vled

 

Es un sentimiento curioso comprobar que ya solo faltan 11 días para Navidad y que ya han transcurrido 271 días. Hace tres semanas explicaba a mis alumnos de inglés qué es el Día de Acción de Gracias y todos terminamos expresando por qué nos sentíamos agradecidos. Desde luego, declaré sentirme agradecido por la salud de mi familia. Lo curioso es que de pronto empecé a escuchar una vocecita que me decía “también deberías sentirte agradecido por las buenas cervezas”. Y también estoy agradecido por las personas que ven las fotos que subo a Untappd y me preguntan cuándo saldrán publicadas las reseñas completas. Para ellos va esta publicación con las nueve nuevas cervezas de BrewDog llegadas al Perú.

Esta será una publicación algo extensa, así que trataré de ir al grano. Y ya que empecé hablando de la Navidad, la primera lata de BrewDog que destapo es la Hoppy Xmas. No se trata de una cerveza oscura, intensa y abrigadora. Por el contrario, es una cerveza ambarina, muy fresca y con ‘sólo’ 6 % alc./vol. Es una American IPA con aromas de toronja y mandarina, un agradable amargor de piel de toronja y un sutil regusto de pieles de frutos cítricos. Se ubica claramente entre las mejores cervezas que BrewDog Perú acaba de importar. No dudo que la frescura de la lata juega aquí un factor importante. Calificación: 74/100.

No puedo decir lo mismo de la lata de OG-Hazy que destapé. Parece que el viaje no le cayó bien del todo. Un dato importante sobre esta cerveza es que no se debe confundir con la Hazy Jane que reseñé en agosto del 2019. La Hazy Jane del año pasado tenía 7,2 % alc.vol y este año tiene 5 %. Es la OG-Hazy la que queda ahora como la New England IPA de BrewDog con 7,2 % de contenido alcohólico. Es cierto que esta lata de OG-Hazy todavía expresa fragancias de naranja y piña pero en boca se percibe muy distinta, predominando el carácter de resina de pino y haciendo extrañar el final jugoso de una NEIPA fresca. De seguro los lotes que lleguen el próximo año estarán mejores. Calificación: 61/100.

Me parece que también hay un impacto del viaje y el tiempo en la Triple Hazy. Es cierto que tiene los descriptores de mango, maracuyá, piña y mandarina, pero casi ninguno de ellos se percibe en boca aunque sí encuentro algo de piel de mango en el regusto. Lo que permanece más que el regusto es el sabor de cebolla blanca, ajo y césped. Esto le quita la personalidad jugosa que esperaba, incluso a pesar del nombre Triple Hazy. Me parece conveniente también señalar que la denominación ‘triple’ es una mera alusión a su contenido alcohólico. Me explico. Una New England IPA o hazy IPA puede tener desde 6 % hasta 9 % alc./vol. Por lo tanto, una juicy IPA con 9,5 % de contenido alcohólico como la Triple Hazy debería ser correctamente llamada ‘imperial hazy’ o ‘double hazy’. Obviamente, esto no afecta en nada mi evaluación de aromas y sabores. De hecho, sí la volvería a comprar. Calificación: 69/100.

Algo similar pero no tan marcado sucede con la New England IPA colaborativa de BrewDog y Cloudwater. Una cerveza muy británica al juntar a la cervecería escocesa con una admirada cervecería inglesa. Realmente no está nada mal. Aromáticamente la describiré como piña, mandarina y flores mientras que el sabor entrega naranja, pino y mango. El tema es que con su 6,8 % alc./vol. no debería transmitir calor al cuerpo del consumidor. De acuerdo. Quizá algo. Pero no tanto. Por otra parte, tiene algo de hop burn (picor en la lengua ocasionado por abundante dry-hopping, un tema sobre el que prometo escribir pronto) causando cierta incomodidad. Tal vez vayas a decir que el problema soy yo. El tema es que soy yo el que está escribiendo esto. Calificación: 71/100.

Si hay algo que siempre he criticado en las cervezas sin alcohol es su olor a maíz o tamal resancochado. Claro que debo aclarar que esta es mi apreciación de las cervezas de estilo alemán sin alcohol. Llámese pale lager sin alcohol o Weissbier sin alcohol, la percepción es la misma. Tanto así que he llegado a recomendar beberlas directamente de la botella para minimizar el impacto en nariz. Cuando probé por primera vez la Punk AF, sin embargo, tuve que admitir que había algo que me decía que esto se trataba de otra cosa. Sé que los extremistas dirán que si no tiene alcohol no se puede llamar cerveza, pero creo que mejor se van adaptando al mercado. Las cervezas sin alcohol son ahora tan populares, necesarias y producidas que los World Beer Awards de este año incluyeron una categoría sólo para ellas. ¿Que qué opino sobre la Punk AF de BrewDog? Pues que sus aromas de maracuyá y mango son suficientes para que me guste y más que suficientes para decir que es una IPA sin alcohol (aunque tiene 0,5 % alc./vol. y no es tan amarga como una IPA). Todo esto es suficiente para decir ‘¿me sirves otra igual?’. Y sí. Tiene lactosa. Afortunadamente, yo no soy tan intolerante. Calificación: 70/100.

Volviendo a las BrewDog que sí llevan alcohol, te presento una que lleva mucho. Sí, yo sé que eso te agrada. Tampoco es tanto, pero 8,2 % tal vez esté dentro del rango que llama tu atención. La Double Punk lleva este nombre porque se asemeja mucho en el aroma con sus notas de lichi acompañadas de un mucho más pronunciado mango. El sabor del lúpulo se presenta a mí como mango y naranja y el regusto me sabe muy similar. Resulta bastante fresca para ser una double IPA, aunque me parece que el amargor podría haber sido mayor y también mayor debió haber sido la expresión aromática. Además, el cuerpo dejó un pequeño saldo en rojo. Sólo recuerda que ésta es mi opinión, mi percepción. Así que te invito a que la pruebes tú mismo. Calificación: 70/100.

Es el turno de hablar de la Clockwork Tangerine. Algo que nos dice la teoría de percepción olfativa es que los aromas llegan a nosotros mezclados con otros aromas, excepto cuando estamos hablando de un aceite esencial, esencia o saborizante. De hecho, la lata de Clockwork Tangerine declara el uso de saborizante natural de mandarina. Es por esto que, a pesar de que disfruté esta cerveza con claras notas de zumo de mandarina dulce, no puedo contarla entre mis favoritas. La mandarina deja que el lúpulo se perciba solamente como una sutil cebolla blanca en el regusto. Por lo demás, es una cerveza muy agradable y fácil de tomar, sobre todo porque su contenido alcohólico es bastante ligero (4,5 % alc./vol.). Calificación: 71/100.

Espero que después de tantas cervezas, no te hayas olvidado que la Hoppy Xmas estuvo muy buena (74/100), tanto así que está entre mis cuatro favoritas de estas nueve nuevas cervezas. La tercera de mis favoritas es la Duopolis. El estilo de está cerveza es algo difícil de determinar pero puedo decir que si llevase fruta y vainilla, sería una milkshake IPA. Y esto lo digo porque tiene una más que generosa cantidad de avena, muy perceptible de manera agradable en nariz y boca, y además lactosa. Desde luego, los lúpulos y el dry-hopping que la califican como IPA están muy presentes y se dejan sentir como vaharadas de mandarina y limón amarillo, junto con los sabores de pieles de frutos cítricos y un moderado amargor resinoso. Es lo bastante fresca para entrar al podio. Calificación: 73/100.

Y ahora sí, mi favorita del mundo mundial de estas nueve cervezas de BrewDog recién ingresadas al mercado. Se llama Layer Cake y es una pastry stout. Éste es un estilo de creciente popularidad y creo que ya lleva lo suficiente para decir que es más longevo que la fugaz brut IPA. Una pastry stout se define como una stout de moderado amargor y un sabor que replica algún postre salido del horno de una pastelería o alguna golosina infantil fácil de adquirir en cualquier bodega. La Layer Cake se enfoca en lo primero y vaya que lo hace muy bien. Si cierras los ojos y te concentras en los sabores te darás cuenta que es como si estuvieras disfrutando de una torta de chocolate recubierta de malvaviscos y con relleno interior de fudge. Diremos que la sensación líquida proviene de un pequeño sorbo de café. ¿Acaso no has tomado un sorbo de café mientra disfrutas de un postre? ¿Y qué estás esperando? Por favor, vuelve cuando lo hayas hecho.

Clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

¿Ahora sí? Debo decir que los puristas-extremistas le bajaron el dedo a las pastry stouts en el 2019. A pesar de esto, las pastry stouts siguen abriéndose paso en el mercado. En Perú ya hemos tenido hasta tres pastry stouts: Cookies n’ Cream de Invictus (2018), Lost at Sea de Almirante y Nowhere (2020) y Half Baked de Almirante (medalla de oro y tercera mejor cerveza de la Copa Dark Side 2020). Así que si no llegaste a probar ninguna pastry stout todavía, la Layer Cake se presenta como una fabulosa opción. Es más, te diría que dejes de lado el chocolate caliente de Navidad y destapes una lata de 440 ml de este postre líquido. Me lo agradecerás. Calificación: 75/100.

Te dije que esta nueva entrada sería extensa. Consideré dividirla en dos publicaciones distintas, pero no quise que dejes de probar estas nuevas BrewDog en estas fiestas si es que todavía no te animas a hacerlo. Además, tengo que decir que tengo muchas cervezas reseñadas que esperan ser publicadas y ésta es una gran manera de reducir la lista de espera. Es por todo este generoso número de nuevas cervezas que nos ha traído un muy difícil 2020 que debo sentirme agradecido. Pero ahora quiero expresarte mi agradecimiento por haber llegado hasta estas líneas y por estar siempre ahí leyendo esto desde algún dispositivo. También tengo que agradecerte por mantenerte con salud.

¡Salud!

Leave a Reply