Una Aventura Parisina

Banner Mi Tercer Lugar

 

Apple, Burger King, General Electric, Ford, KFC, Mc Donald’s, Pizza Hut, Starbucks, Visa, Wal-Mart, Western Union y otras compañías estadounidenses han ganado tal posicionamiento internacional que todavía hay personas que creen que una cervecería con nombre en inglés que posee una cadena de bares cerveceros en diversos países tiene que ser también estadounidense. Es así que muchas personas en América Latina desconocen que BrewDog  se fundó en Escocia y que tiene una de las cadenas de bares más grandes en el mundo con 49 locales en el Reino Unido y 24 locales en el resto del planeta. Uno de ellos es BrewDog Le Marais, ubicado en el quartier del mismo nombre en la ciudad de París.

BrewDog Le Marais: El antiguo poster sólo menciona 30 locales.

El antiguo poster sólo menciona 30 locales.

Le Marais es una cautivadora zona de París plena de hermosa arquitectura e históricas construcciones como el Musée Picasso que aloja 5,000 obras del pintor y la Bibliothèque Historique de la Ville de Paris. Aquí vivieron personajes tan famosos como Robespierre, Victor Hugo y Jim Morrison. Llegar aquí sólo me tomó una corta caminata nocturna de seis minutos desde la estación Saint-Paul de la línea 1 del Métro. Los amplios ventanales del local me permiten observar anticipadamente la buena concurrencia de esta noche sabatina. Me dirijo sin pausa alguna a la barra de 22 caños y comienzo mi exploración cervecera.

 

Aunque es otoño en París y mi recorrido pedestre fue bastante corto, siento la necesidad de algo muy fresco, algo refrescante. La respuesta llega con el nombre de Lost Lager: Dry-Hopped Pilsner, una moderna interpretación de la German Pils hecha con lúpulos Magnum, Saphir y Spalter. Esta combinación lupulosa aporta suaves notas de hinojo y frutos blancos haciéndola muy fresca y refrescante. Justo lo que buscaba para mis primeros sorbos. Calificación: 70/100.

BrewDog Le Marais: La frescura de la Lost Lager se intensifica con su 4,7 % alc./vol.

La frescura de la Lost Lager se intensifica con su 4,7 % alc./vol.

El nombre Punk AF en el beer wall indica claramente que ésta cerveza no se considera alcohólica. Lo confirma su 0,5 % alc./vol., un porcentaje bastante aceptable para las cervezas denominadas alcohol-free (sin alcohol). Lo que no es aceptable es que una IPA sin alcohol sea tan sabrosa. No es aceptable para mis neuronas, claro. Ellas recuerdan a las cervezas sin alcohol como algo que uno debe beber con la nariz tapada con tal de evitar los aromas de tamal y choclo resancochado. Pero esta BrewDog Punk AF tiene aromas y sabores limpios de mango, toronja y pino gracias a sus ocho lúpulos. El bajo amargor equilibra bastante bien el perfil de frescura. Tomaría galones de esto. Calificación: 67/100.

BrewDog Le Marais: Creo que buscaré más cervezas sin alcohol así de buenas.

Creo que buscaré más cervezas sin alcohol así de buenas.

He venido aquí para probar muchas cervezas nuevas. Como bien sabrás, la mejor manera para hacer eso siempre es pedir un flight. Aquí el tasting flight lleva cuatro cervezas de tu elección en copas de 125 ml, así que elijo una Berliner Weisse, una sour bruin ale, una Belgian tripel y una NEIPA. Comienzo con la BrewDog Prototype Himbeer, una Berliner Weisse con frambuesa de tan sólo 3,8 % alc./vol. La acidez es buena pero no tan pronunciada como las cervezas del mismo estilo sin adición de frutas. Los aromas y sabores de yogurt de frutos del bosque son fascinantes. Eso no se puede negar. Calificación: 72/100.

Clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

Siguiendo la progresión alcohólica, mi segunda del flight se llama A Billion Suns y la elabora la cervecería artesanal alemana BRLO. Aunque no llega a ser tan turbia como una correcta NEIPA, su perfil cítrico complementado por notas de mango resulta bastante agradable, algo que aplacaría la sed de la mayoría. Calificación: 70/100.

La tercera cerveza de la ronda de cuatro pertenece al proyecto Overworks. Éste es un proyecto de BrewDog que se encarga de la elaboración de sour beers. La cerveza en mi copa ha sido bautizada Brain-Dead Biscotti y resulta, sin saberlo todavía, la mejor de las siete cervezas de la noche. La base es una oud bruin, estilo belga de cerveza oscura acidificada, que ha recibido la adición de pasas, almendras, vainilla además de haber sido añejada durante un año en barricas de Vin Santo, un afamado vino dulce toscano. El resultado está lleno de notas lácticas, vinosas, maltosas, ácidas. Gratamente compleja con sólo 7 % alc./vol. Si te das un salto al otro lado del charco, vale la pena buscarla. Calificación: 75/100.

BrewDog Le Marais: Colorido flight de cuatro cervezas.

Colorido flight de cuatro cervezas.

La última del flight es una tripel hecha en Italia por la cervecería lombarda Extraomnes. Una cerveza correcta en su estilo aunque tal vez carente de algunas de las notas de limones amarillos y/o hierba luisa de una tripel trapense. El perfil especiado está bien plasmado, pero queda un poco corta en efervescencia. La sensación abrigadora es correcta en el estilo también; sobre todo, si consideras que tiene 8,6 % alc./vol. Calificación: 67/100.

Para cerrar la noche y completar el mágico número siete, pido una imperial stout colaborativa de BrewDog y Fierce Beer, también de Escocia. Quizá ya te haya dicho que una de las cosas que delata una cerveza oscura oxidada es su aroma/sabor de salsa de soya, sillao, shoyu o también de setas o funghi porcini. Si a estos aromas y sabores de umami que presenta la stout denominada Very Big Moose le sumo el hecho de que se perciben muy tenuemente la vainilla y el cacao declarados en el beer wall y también se extrañan el amargor y las notas tostadas intensas de una imperial stout, tengo que decir que hizo bien la administración de BrewDog Le Marais en no incluirla en mi cuenta final tras hacerles saber mi opinión de ella. Ojo que la cerveza no presenta defectos, salvo por la oxidación. Calificación: 63/100.

BrewDog Le Marais: Una cerveza de 11 % alc./vol. está muy bien servida así.

Una cerveza de 11 % alc./vol. está muy bien servida así.

Resultó una gran experiencia visitar BrewDog Le Marais. Los principios de buen servicio están muy bien implementados; especialmente, los del servicio responsable si consideramos que sólo se sirven en vasos de medio litro las cervezas de hasta 5,9 % alc./vol. y que las cervezas de alta graduación alcohólica sólo se sirven en porciones pequeñas. Otro detalle notable es cómo se han adaptado al público francés, quienes prefieren poca espuma en sus cervezas. Los grifos o caños están bien graduados y sirven la cantidad correcta de espuma, pero son los encargados de servir la cerveza quienes descartan algo de la espuma y agregan más cerveza. Me dijeron que es una práctica del sur de Inglaterra. ¿O era del norte? Después de siete cervezas, olvidé anotarlo.

¡Salud!

Leave a Reply