A Real Nowhere Man

Publicidad de Mi Tercer Lugar

 

El pasado sábado 15 de agosto Arequipa cumplió 480 años de fundada y yo no sé cuántos meses se cumplirán antes de que pueda volver a visitarla. Me resulta casi inconcebible que luego de haberla visitado al menos una vez al año desde el 2016, no sepa yo a ciencia cierta cuándo volveré a ver el majestuoso perfil del Misti sosteniendo un cielo gloriosamente azul ni cuánto esperaré para poder recorrer sus calles empredradas y contemplar sus paredes de sillar. Tengo muy placenteros recuerdos de cada una de mis visitas a Arequipa. Los más recientes se componen de imágenes de la sencilla belleza del taproom de Nowhere y de los aromas y sabores de sus fantásticas cervezas. (thumbnail: cortesía de @nowhereaqp)

Botellas de cerveza Nowhere listas para ser despachadas. (foto: Nowhere)

Botellas de cerveza Nowhere listas para ser despachadas. (foto: Nowhere)

Curiosamente, la pandémica crisis que viene afectando al sector microcervecero peruano le ha servido a Nowhere para hacer algo para mí inimaginable cuando visité la cervecería por primera vez el pasado noviembre: embotellar sus cervezas y hacerlas llegar hasta Lima. Ya han transcurrido casi 9 meses desde que tuve el placer de dialogar con Lizzie y Devon y recuerdo que mientras lo hacía pensaba ‘cuándo podré volver a disfrutar otra vez de todo esto’. Desde un inicio, el encuentro con Nowhere me dejó una enorme impresión, comparable tal vez con mis primeras degustaciones de las cervezas de Joseph Giamatteo.

Las cervezas que produce Devon Lloyd tienen carácter, inventiva y singularidad. Por eso es que me resultó una impensada fortuna ser capaz de comprar estas soberbias cervezas en Lima. Y esta afortunada sensación no es sólo mía. Si eres un usuario de Instagram, estoy seguro que viste publicadas muchas fotos de sus cervezas con motivo del aniversario arequipeño. No cabe duda entonces que el público de Lima amante de las nanocervezas y microcervezas también aprecia el fácil acceso a unas botellas de Nowhere a pesar de la actual coyuntura. Desde luego, yo voy a aprovechar la mencionada disponibilidad en el mercado para traerte mis reseñas de 6 de sus cervezas.

Clic aquí para suscribirte a nuestros artículos.

Empiezo con la única de estas 6 cervezas que pruebo por segunda vez. La Puputi de Nowhere es una American IPA que, como en el caso de muchas microcervezas, viene cambiando o evolucionando con cada lote. Esta Puputi degustada el 4 de agosto ofrece aromas que evocan toronja y mandarina y sabores que discurren entre los frutos tropicales y las frutas cítricas sin dejar de lado el soporte de malta que se percibe como corteza de pan. El amargor es moderadamente intenso, o tal vez sea que ya me voy haciendo inmune al amargor, y el final es perfectamente seco con un regusto de mango y un muy sutil toque de ajo y cebolla blanca característico de las cervezas que incorporan lúpulos estadounidenses. Calificación: 74/100.

Puputi (American IPA, 5,5 % alc./vol.)

Puputi (American IPA, 7 % alc./vol.)

Mi siguiente Nowhere se llama Curiosidad y tiene todo lo necesario para que la reconozca como una Catharina sour. Este estilo de sour ale nacido en Brasil es, en palabras de Estevão Chito de la cervecería portoalegrense Suricato Ales, una Berliner weisse con fruta y mayor contenido alcohólico. Como tal, la Curiosidad expresa adecuadamente notas de granos en nariz y el color bermellón pálido causado por el uso de frambuesas y arándanos en la receta. Estos frutos rojos se expresan gentilmente también en aroma y sabor, pero su mayor expresión proviene del coco que también se ha incluido en su producción. A pesar de estar en pleno invierno en todo el Perú, no puedo dejar de sentir un exótico ambiente tropical a mi alrededor. Tal vez sea solo el coco. La acidez podría ser mayor; sin embargo, estoy seguro que es una buena cerveza de ingreso al mundo de las cervezas ácidas. Igual es más ácida que muchas otras cervezas que sólo se quedaron a mitad del camino. Calificación: 75/100.

Curiosidad Sour Ale (Catharina Sour con frambuesas, arándanos y coco, 5 % alc./vol.)

Curiosidad Sour Ale (Catharina Sour con frambuesas, arándanos y coco, 5 % alc./vol.)

Empiezo con las cervezas que aceptaría gustoso como obsequio navideño. La primera es la Persistencia Double Milkshake IPA. Ésta es la cerveza que logró la Medalla de Oro en la categoría Specialty IPA de la Copa Larga Vida IPA 2020 y que fue elegida como la segunda mejor IPA del torneo. Muy merecidos estos reconocimientos si consideramos que una milkshake IPA es una New England IPA con fruta y lactosa equilibrando todo esto en un menage à trois donde la IPA y la fruta deben ser las dominantes. Y lo son. La piña tiene una muy buena presencia sin succionar el alma de la NEIPA, la cual responde con traviesos golpes de maracuyá y mango. También está la picardía cítrica de los lúpulos y las sensuales caricias de la malta. La lactosa es la culminación en boca con un amable amargor. Un final jugoso que evoca una aventura en la playa a la sombre de las palmeras. Me preguntó qué puntuación le habrían dado los jueces si la fresa consignada en la etiqueta hubiera estado presente no sólo en el color. Calificación: 77/100.

Persistencia (double Milkshake IPA con piña y fresa, 8 % alc./vol.)

Persistencia (double Milkshake IPA con piña y fresa, 8 % alc./vol.)

Para seguir evocando verano en pleno invierno, continúo con Mi Amigo Gosé. Aquí estamos hablando de otra de las cervezas ácidas de Nowhere, esta vez en ese estilo de origen alemán bautizado como gose y que le falta maravillosamente el respeto al Reinheistgebot incluyendo trigo, semillas de culantro y sal. La versión de Nowhere utiliza sal de Maras. No esperaba menos. Además del trigo y las semillas de culantro, aquí también hay flores de Jamaica, naranja cara cara, limón y lima. ¿Provoca con sólo leerlo? Claro que sí. Y no decepciona al abrir la botella. Las notas de limón, jamaica y yogurt griego son generosas mientras que los toques especiados y herbales son sutiles sin perder esa salinidad reminiscente a un Margarita. Esta vez la acidez sí llega a ser frunciente; sutilmente, pero lo es. Quienes no hayan probado una gose alemana, deberían animarse por cualquiera de las versiones hechas fuera de Alemania, en las que abundan las frutas. Nowhere demuestra que la fruta no tiene que significar una considerable reducción del fresco carácter ácido. Calificación: 82/100.

Mi Amigo Gosé (gose con naranja cara cara, lima, limón, flor de Jamaica, semillas de culantro y sal de Maras, 4,5 % alc./vol.)

Mi Amigo Gosé (gose con naranja cara cara, lima, limón, flor de Jamaica, semillas de culantro y sal de Maras, 4,5 % alc./vol.)

Sigo ahora sí con una cerveza de invierno, aunque no dudaría en tomarla en cualquier época del año. Por eso estoy añejando ya una botella de la Calibre 12 y espero no destaparla hasta en un buen tiempo. Compré en julio esta imperial stout de Nowhere que lleva vainilla y pergamino de café. Una verdadera delicia con sabores y aromas (y aquí tengo que repetirme porque no encuentro mejor descripción) reminiscentes a golosinas adultas: helado de café, trufas de chocolate, malvaviscos y whiskey. La Calibre 12 tiene además un sutil acento de cerezas negras y un placentero cuerpo. Demás está decir que su intensidad alcohólica te abrigará sublimente. El color caoba intenso te convencerá que no hay nada de malo en el lado oscuro. Todo lo contrario, su profundidad es inconmensurable. No te resistas. Al fin y al cabo, no eres un Jedi. Calificación: 82/100.

Calibre 12 (imperial stout con chaff de café y vainas de vainilla, 12 % alc./vol.)

Calibre 12 (imperial stout con chaff de café y vainas de vainilla, 12 % alc./vol.)

Llega la que para mí es la mejor de las 6 cervezas de Nowhere en esta nueva entrada: Escalas Logarítmicas. Esta es una mixed-fermentation sour beer, lo cual quiere decir que lleva al menos un agente de fermentación además de la levadura cervecera (Saccharomyces cerevisiae). En este caso, Escalas fue inoculada con un cultivo que también incluye Lactobacillus y Brettanomyces. Luego de haber logrado la cerveza correctamente acidificada, ésta fue macerada o reposada durante 4 meses con cerezas. Todo esto le da a esta cerveza una frunciente y muy fresca acidez sostenida sobre notas de yogurt griego, cerezas ácidas y ciruelas con un muy sutil cariz de vinagre de manzana. Si no estás familiarizado con las cervezas ácidas, no temas. Es natural y agradable que una cerveza ácida tengas estas características. No es que la cerveza esté estropeada. Todo lo contrario. Además se distinguen diestras pinceladas de nueces, uvas blancas y el típico carácter salvaje/funky de animales de establo junto a tenues taninos de piel de cerezas. Es tan buena que estoy guardando una botella para el verano 2021. Quién sabe. Quizá el verano 2022. Dios mediante. Calificación: 84/100.

Escalas Logarítmicas Wild Sour Ale (mixed-fermentation sour beer con cerezas, 5 % alc./vol.)

Escalas Logarítmicas Wild Sour Ale (mixed-fermentation sour beer con cerezas, 5 % alc./vol.)

Confirmo en este 2020 lo que pasó por mi mente aquel 23 de noviembre pasado: hay un nuevo jugador en la escena cervecera nacional. La calidad de las cervezas de Nowhere así lo demuestra. Tal vez es menester que admita haber estado errado al basar la prolificidad cervecera en el número de distintas etiquetas en las botellas de una misma cervecería independiente. A los muy variados estilos producidos por Cervecería del Valle Sagrado en Cusco, Red Cervecera y Barranco Beer Company en Lima y 7 Vidas en Tacna, se suman hoy las variopintas cervezas de Nowhere en Arequipa. Si bien todos podemos estar de acuerdo en que en la variedad está el gusto, estas cinco cervecerías sostienen que en la calidad hay más gusto. Tengo más que gusto en decirlo. Tengo placer en decirlo. ¡Feliz aniversario, Arequipa! ¡Feliz belated aniversario, Lizzie y Devon! Pronto volveré al barrio San Lorenzo a felicitarlos personalmente.

¡Salud!

Leave a Reply